“Quiero morirme, ya no me curen”, la suplica de una niña de 7 años, víctima de maltrato y abuso sexual

La menor fue ingresada con hemorragia interna, quemaduras en la espalda y un pulmón colapsado. Su hermana menor murió en junio en condiciones sospechosas

“Quiero morirme, ya no me curen”, la suplica de una niña de 7 años, víctima de maltrato y abuso sexual
La menor ha sufrido maltrato.
Foto: Imagen ilustrativa / Shutterstock

MÉXICO – Cansada de la vida violenta que ha llevado y de los abusos sexuales de los que ha sido víctima, una niña de siete años pidió a los médicos que la atienden en un hospital del estado de Puebla que la dejen morir, que ya no la curen. La menor se encuentre en estado crítico.

“Mejor quiero morirme, ya no me curen… no quiero regresar con mis padres para que me sigan pegando…”, alcanzó a decir a los médicos la menor Yaz, al ingresar al Hospital de Las Margaritas, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tras ser fuertemente golpeada, lo que le provocó una hemorragia interna y le dejó un pulmón colapsado, además de que presenta signos de violación y quemaduras en la espalda.

La menor se encuentra grave, desde que ingresó al hospital desde el pasado 21 de agosto, día en que una vecina, cansada de ver cómo maltrataban a la menor, la llevó al hospital para que la atendieran. Los padres son investigador por las agresiones a la menor.

Y es que no es la primera vez que Yaz ingresa al hospital tras presentar golpes y serias lesiones en su cuerpo, propinadas presuntamente por sus padres. Su historial data desde 2019, de acuerdo a las autoridades de Puebla.

El hospital de la Margarita tiene registro de los ingresos de Yaz, desde finales del 2019, otros fueron en febrero, mayo y agosto de este año.

Hace apenas unas semanas había ingresado al hospital por quemaduras en los glúteos y tenía destrozado parte del músculo, por lo que le tuvieron que hacer un injerto.

En febrero pasado, su padre Rafael “N” la llevó a urgencia al al hospital Hospital Ángeles de Puebla, pero al no poder pagar el servicio privado la traslado a “La Margarita!. En esa ocasión, el hombre dijo que la niña se había cortado ella misma las piernas.

El caso de Yaz fue dado a conocer por la activista Frida Guerrera, quien se reunió con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, para que el caso de Yaz fuera el DIF municipal que se hiciera cargo del caso y de la custodia de la menor.

Además también reabrió el caso de la muerte de Mitzi Aidé, de 3 años, hermana menor de Yaz, ya que su deceso se dio en condiciones sospechosas, aunque la versión oficial es que la pequeña se broncoaspiró, pero ahora con el conocimiento del maltrato a la niña de 7 años, da un vuelco la situación de los padres.

Tras varios días, las autoridades detuvieron a Rafael “N” y Alejandra Viridiana “N”, padres de la niña, mientras uno de sus tíos se encuentra prófugo, quien es el presunto agresor sexual de la menor.

“La FGE, detuvo a los padres, presuntos responsables, de lesiones contra la menor. Se busca al tío por presunto responsable de violación equiparada. Ahora se está revisando el caso de la muerte de una hermana de la menor, de 7 años, hace aproximadamente un mes, también ahí en La Margarita por asfixia”, anunció Miguel Barbosa, gobernador de Puebla.

El gobierno de Puebla afirma que el IMSS no había notificado del caso de Yaz a la Fiscalía de Puebla, lo que le ha traído muchas criticas al poder judicial y al propio gobernador Barbosa.

De acuerdo a la fiscalía, el padre de la menor había pedido la custodia de las niñas, argumentando que la madre de las menores se cortaba los brazos ella misma.

Sin embargo, la madre se quedó con la custodia.

Las menores estuvieron viviendo tanto en la casas del padre como en la de la mamá, destacan las investigaciones.