Por fin el Barcelona pudo vender a un jugador y ahora puede afrontar algún fichaje

Nelson Semedo se va al Wolverhampton y el club tendrá algo de dinero para maniobrar

Por fin el Barcelona pudo vender a un jugador y ahora puede afrontar algún fichaje
Nelson Semedo jugará en el Wolverhampton.
Foto: LLUIS GENE / AFP / Getty Images

Por fin el FC Barcelona pudo lograr lo que parecía imposible: vender a alguno de sus jugadores rescatando algo de utilidad para poder ir al mercado y buscar un par de refuerzos urgentes que tiene que hacer en posiciones clave.

El sacrificado: Nelson Semedo, un jugador de buenas características por la banda derecha pero que no convenció a Valverde, ni a Setién ni a Ronald Koeman. El defensa portugués se va al Wolverhampton, equipo del que es socio su representante, Jorge Mendes quien con este movimiento más bien le está haciendo un favor al Barcelona, la transacción fue por algo cercano a los $35 millones de dólares.

Con ese dinero, el Barça tendrá que maniobrar y conseguir fichar a dos jugadores: alguien que juegue justo como lateral derecho para competirle en el puesto a Sergio Roberto o incluso quitarle la titularidad, se habla de Sergiño Dest, jugador del Ajax y además convencer al Olympique Lyon de desprenderse de Memphis Depay por una cantidad mínima y pagarle al equipo francés cerca de $30 millones a plazos a partir del 2021.

Otros elementos del Barça que están en la rampa de salida y que podrían significar algo de dinero si la gestión se hace correctamente son: Rafinha, Todibo, Samuel Umtiti, Junior Firpo o Martin Braithwaite.

Recordar que la salida de Arturo Vidal al Inter de Milán prácticamente no le significó ingreso alguno al club y hacer caja con la de Luis Suárez al Atlético está supeditada a que el equipo colchonero llegue a cuartos de final de la Champions, lo que significarían $2 millones más para el cuadro azulgrana; una bicoca comparado con las cifras que se manejan hoy en día en el fútbol mundial.