Por qué no deben faltar en tu dieta estos 5 alimentos ricos en minerales

Los minerales son esenciales para nuestro cuerpo y se encuentran en diversos alimentos

Las frutas tropicales son ricas en minerales.
Las frutas tropicales son ricas en minerales.
Foto: Shutterstock

Los minerales se encuentran en la tierra y también en los alimentos, y son fundamentales para nuestra vida. Entre otras cosas, son importantes para mantener la función cardíaca y la cerebral, y también son responsables de la producción de las hormonas y enzimas. Y para que puedas incluirlos de forma adecuada a tu alimentación, aquí te mencionamos algunos alimentos ricos en estos elementos.

1. Frutas tropicales

La diversidad de frutas que existen en el mundo contribuye a suministrar minerales y proteínas al cuerpo. Las frutas tropicales como el mango, los plátanos, la guayaba y la maracuyá contienen minerales como el potasio, cobre, magnesio y manganesio. También suministran fibra, vitaminas y antioxidantes.

2. Huevos

Son considerados como los multivitamínicos naturales porque no solo contienen minerales, también son ricos en vitaminas y otros nutrientes. Los huevos contienen fósforo, hierro, zinc, selenio, antioxidantes, proteínas y grasas saludables.

La yema contiene la mayor cantidad de vitaminas y minerales, por lo que es necesario consumirla.

huevos
Los huevos son uno de los alimentos más completos en nutrientes. Foto: Shutterstock

3. Aguacates

Son ricos en grasas saludables. Contienen minerales y vitaminas, además de fibra. El potasio es esencial para regular la presión arterial y mantener la buena salud del corazón. También contiene magnesio, cobre y manganeso.

4. Frijoles

Conocemos a los frijoles por su contenido de proteínas y fibras. Pero también contienen minerales como calcio, manganeso, fósforo, hierro, zinc, magnesio, cobre y potasio. Si bien es cierto que contienen elementos que no permiten absorber bien los nutrientes, una preparación adecuada ayuda a obtener lo mejor de ellos.

5. Quesos y yogurt

Los productos lácteos proporcionan la mayor cantidad de calcio que el cuerpo necesita para mantener el sistema óseo saludable. Además de calcio, también contienen selenio, zinc, potasio y fósforo.

No obstante, tal como señala el diario Panorama, los que son intolerantes a la lactosa no pueden consumir este tipo de productos. Por eso, lo recomendable es que consuman otros alimentos como nueces, frijoles y verduras cuyas hojas sean verdes para suministrarle a su organismo el calcio que necesita.