Comité del Senado votará el 22 de octubre por Amy Coney Barrett para el Supremo

Los republicanos hicieron valer su mayoría en el Senado de Estados Unidos

Comité del Senado votará el 22 de octubre por Amy Coney Barrett para el Supremo
La prioridad de esta semana del Senado fue confirmar a la jueza Amy Coney Barrett.
Foto: EFE / EFE

WASHINGTON – El Comité Judicial del Senado fijó para el 22 de octubre su votación sobre la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett, nominada por el presidente Donald Trump para cubrir una vacante en el Tribunal Supremo.

El presidente del Comité, el senador republicano Lindsey Graham, convocó una votación sobre si debe avanzar la confirmación de Barrett, pese a las protestas del senador demócrata Richard Durbin.

Las reglas del Comité requieren que al menos dos miembros de la minoría demócrata estuvieran presentes durante la votación, y Durbin era en ese momento el único representante de su partido que asistía a la sesión, hasta la llegada poco después de Richard Blumenthal.

Finalmente se llevó a cabo la votación, con la participación de Durbin y Blumenthal, y con el apoyo de la mayoría republicana se decidió la convocatoria de la consulta definitiva en el Comité para el próximo jueves a las 1:00 p.m.  (17 GMT).

Dicha aprobación debe preceder al debate y votación sobre la confirmación final de Barrett en el pleno del Senado, donde los republicanos tienen también mayoría.

Barrett, católica y de 48 años, comparece desde el lunes ante el Comité Judicial para, a preguntas de los legisladores, exponer su visión legal respecto a temas tan controvertidos como el derecho al aborto y al voto, así como el futuro del Obamacare, la reforma sanitaria del predecesor de Trump, Barack Obama (2009-2017) y la inmigración.

“Esta es la primera vez en la historia estadounidense que hemos nominado a una mujer que sin sufrir vergüenza es provida y abraza su fe sin disculpas, y va a ir al Tribunal (Supremo)”, auguró Lindsey Graham en la sesión de este miércoles.

Barrett no obstante ha evitado responder a las preguntas constantes por parte de los demócratas sobre cuál será su opinión si se presenta un caso relacionado con el aborto, aunque ha dejado claro que se opone a este derecho.