Illinois considera imponer una cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19

El gobernador de Illinois alerta que puede requerirse una cuarentena obligatoria para poder controlar la propagación del COVID-19

Illinois considera imponer una cuarentena obligatoria por la pandemia de COVID-19
Trabajadores de salud realizan pruebas de COVID-19 en Aurora, Illinois.
Foto: Scott Olson / Getty Images

CHICAGO – Illinois reportó este sábado 11,028 casos nuevos de COVID-19 y 116 muertos, y quedó al borde de una nueva cuarentena estricta, dijo el gobernador estatal JB Pritzker.

Desde el comienzo de la cuarentena, este estado del Medio Oeste totaliza 562,985 casos, con un total de 10,670 muertos y una tasa de positividad del 14.7 %, ubicándose entre los puntos de mayor incidencia de la enfermedad en el país.

También se informó que hasta el viernes por la noche había 1,018 pacientes en cuidados intensivos y 499 con ventiladores, lo que está provocando “fatiga” hospitalaria.

“Nuestro personal sanitario está cansado. Esta fatiga es real y a medida que recorremos los hospitales vemos que nuestra gente está luchando”, declaró la directora de salud pública estatal, Ngozi Ezike.

Ezike informó que en estos momentos Illinois tiene la mayor cantidad de hospitalizaciones relacionadas con la pandemia en todo el país, y que en los suburbios del condado de Cook, donde se asienta Chicago, la disponibilidad de camas es crítica y se ha encendido la “luz roja”.

El gobernador Pritzker dijo que si las cosas no mejoran en todo el estado, la única opción posible sería una nueva cuarentena obligatoria. “El estado se encuentra en el nivel de crisis grave”, advirtió.

En Chicago, la alcaldesa Lori Lightfoot dispuso que a partir del lunes haya un nuevo aislamiento voluntario de los habitantes de la ciudad para tratar de frenar el rebrote de contagios de covid-19, que en pocas semanas podrían llegar a 4.000 nuevos casos diarios.

La orden de permanecer en casa en Chicago no será una cuarentena estricta, como la que ya se vivió durante tres meses en el comienzo de la pandemia, pero sugiere que solamente se salga para ir a trabajar, a la escuela, a visitas médicas o al supermercado.

Las personas deberán practicar distanciamiento social y usar mascarillas en todo momento, y en el caso de reuniones sociales, deberán limitarse a 10 personas en bodas, cumpleaños, funerales y otros eventos. Se recomendará asimismo el uso de medios remotos de comunicación, en lugar de visitas a amigos y familiares.

El rebrote de la pandemia se registra en por lo menos 38 estados del país, con cifras récord de casos nuevos y de muertos que amenazan la estabilidad de los sistemas hospitalarios.

Entre ellos Dakota del Norte, que se convirtió en el trigésimo quinto estado en requerir el uso obligatorio de mascarilla en lugares públicos cerrados, y al aire libre, cuando no sea posible mantener la distancia social.

“Nuestra situación ha cambiado y nosotros también debemos hacerlo”, declaró el gobernador Doug Burgum en un comunicado el viernes por la noche, donde reconoció la cantidad récord de casos nuevos que exige al máximo la capacidad de los hospitales.

Estados Unidos reportó un récord de 177,224 nuevos contagios y 1,138 muertes hasta el viernes 13 de noviembre, con lo que alcanzó este viernes la cifra de 10,871,462 casos confirmados de coronavirus y de 245,495 fallecidos por la enfermedad, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.