Acusan a 9 por estafar a personas en riesgo de perder sus casas en California

Un grupo de 9 personas estafó a propietarios de casas hipotecadas en California. Dejó más de 200 viviendas afectadas y la bancarrota para muchos

Acusan a 9 por estafar a personas en riesgo de perder sus casas en California
Los estafadores defraudaron a prestamistas y dueños de casas.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

El fiscal general de California Xavier Becerra anunció este jueves el arresto y la lectura de cargos contra nueve latinos acusados de operar una estafa en la que cobraban cuotas mensuales a propietarios de casas hipotecadas en el sur del estado, afirmando falsamente que con ello podían evitar la pérdida de sus propiedades.

La trama impactó a múltiples víctimas, resultó en la pérdida de aproximadamente $6 millones de dólares, e involucró más de 200 propiedades, algunas con créditos asegurados por la Administración Federal de Vivienda (FHA), indicó un comunicado de la oficina de Becerra.

Todos los acusados se declararon no culpables en la audiencia de lectura de cargos.

El 30 de octubre pasado, Eduardo Toro, Ana Cecilia Toro, Verónica Romero (alias Verónica Márquez), Verónica Toro, Filiverto Gómez, Leticia Mora, María Gil, Emmanuel López y Gladys Velásquez fueron acusados por un gran jurado en el condado de Los Ángeles de 136 delitos.

Entre los cargos estaban robo mayor, presentación de documentos falsificados en una oficina pública, robo de identidad, robo a ancianos y conspiración para cometer robo mayor.

De acuerdo con la acusación, entre 2010 y 2019, los acusados conspiraron para defraudar a prestamistas y dueños de propiedades residenciales.

Como parte de la trama, el grupo presuntamente engañó a propietarios en dificultades financieras, alegando que podían detener la ejecución hipotecaria de sus casas si realizaban pagos mensuales a los hoy acusados.

Los sospechosos retrasaban las ejecuciones y la expulsión de los propietarios de sus casas presentando documentos fraudulentos de bancarrota.

Muchos propietarios perdieron sus casas pese a haber pagado cientos de dólares mensuales a lo largo de los años.

“Los individuos que eligen hacer presa de californianos vulnerables en riesgo de perder sus casas deberán rendir cuentas. El Departamento de Justicia (de California) seguirá trabajando con nuestros socios para identificar y enjuiciar a aquellos que violan la ley para obtener una ganancia”, dijo Becerra.

A su vez, el agente especial Michael Gibson, de la Oficina del Inspector General del Departamento de Vivienda y desarrollo Urbano del Gobierno federal, declaró: “Nuestro objetivo es asegurar que nadie se aproveche de las personas que pasan por tiempos financieros difíciles”.