Las ventas de minoristas en Estados Unidos cayeron 1.1% en noviembre, la mayor caída en 7 meses

La mayor caída fue en los grandes almacenes

Las ventas de minoristas en Estados Unidos cayeron 1.1% en noviembre, la mayor caída en 7 meses
Los economistas prevén que las ventas de dicho sector continúen a la baja en este mes
Foto: NICHOLAS KAMM / AFP / Getty Images

Los estadounidenses han reducido sus gastos durante el inicio de la temporada navideña, una señal de alerta para los minoristas y la economía del país. Las ventas comercio minorista cayeron un 1.1% en noviembre, de acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Ha sido la mayor caída en siete meses y más de lo esperado por los analistas de Wall Street. Dicho resultado apunta a un comienzo débil de la temporada de compras navideñas, la cual representa un cuarto de las ventas anuales de los minoristas, asimismo, significa que las restricciones producto de la pandemia, han desacelerado la economía del país, ya que la gente se mantiene alejada de las tiendas.

El viernes negro también ha resultado decepcionante. Dicha tradición, que en el pasado ha significado uno de los días con más compras de la temporada, la mayoría de los compradores optó por quedarse en casa y adquirir sus productos en línea, como parte de las recomendaciones por parte de las autoridades en salud.

Los economistas prevén que las ventas de dicho sector continúen a la baja en este mes, como resultado del aumento de casos Covid-19 y la implementación de medidas más restrictivas en los Estados.

Muchos estadounidenses han perdido sus empleos o han visto cortados sus ingresos, ya que el apoyo por desempleo ha expirado en el verano, lo que crea una desconfianza e incertidumbre que los obliga a consumir menos y reducir gastos.

El Departamento de Comercio informó que las ventas, en el mes pasado, se redujeron significativamente en todo tipo de minoristas, incluidas las tiendas de ropa, electrónica y muebles. La mayor caída fue en los grandes almacenes, un 7,7% menos. Las ventas de restaurantes cayeron un 4%.

Los únicos dos puntos positivos fueron las ventas en línea, que aumentaron un 0,2%, y las ventas en tiendas de alimento un 1,9%.

Te puede interesar: Negociaciones por paquete de estímulo cerca de un acuerdo que liberaría cheques de $500