Por qué Biden necesitará más que el segundo paquete de estímulo para recuperar una economía en fuerte crisis

Desde que se presentó la crisis sanitaria, se hizo visible la vulnerabilidad en la que se encuentra la clase trabajadora

Pese a que se han hecho esfuerzos desde el Congreso para atender la emergencia económica, el todavía presidente electo, deberá redoblar esfuerzos para revertir el sombrío panorama.
Pese a que se han hecho esfuerzos desde el Congreso para atender la emergencia económica, el todavía presidente electo, deberá redoblar esfuerzos para revertir el sombrío panorama.
Foto: Mark Makela / Getty Images

A pocos días de que Joe Biden asuma el cargo de presidente de Estado Unidos, el demócrata tiene uno de los retos más grandes frente así, sacar del estancamiento económico al país. La pandemia de la Covid-19 ha empeorado las desigualdades en toda la nación.

Desde que se presentó la crisis sanitaria, se hizo visible la vulnerabilidad en la que se encuentra la clase trabajadora que se ubica en el extremo inferior del espectro de ingresos. Ese segmento lo ocupan los afroamericanos, hispanos y migrantes.

Aproximadamente 19 millones de personas reciben algún tipo de apoyo gubernamental por desempleo y la pregunta recurrente es si éstos podrán sobrevivir ante dicho panorama. Una forma de paliar las adversidades suscitadas por la Covid-19 fue la aprobación de los cheques de estímulo.

Los $1,200 dólares, entregados como parte del primer paquete de estímulo —bajo el auspicio de la Ley Cares—, y los $600, en proceso de distribuciónamparados por el segundo paquete de estímulo por $900, 000 millones de dólares—, han permitido que los segmentos poblacionales menos favorecidos puedan subsistir.

Pese a que se han hecho esfuerzos desde el Congreso para atender la emergencia económica, el todavía presidente electo, deberá redoblar esfuerzos para revertir el sombrío panorama que se expande por todo el país.

De acuerdo con economistas y expertos, Biden y su equipo deberán agilizar la distribución de las vacunas de Covid-19, de no hacerlo podrían retrasar todavía más la reactivación de grandes sectores de la economía como restaurantes, turismo, deportes y entretenimiento.

A pesar de los retos que vienen, Biden asumirá el cargo con proyecciones economías ascendentes. Por anémico que sea el crecimiento, la mayoría de los analistas predicen que 2021 terminará mejor de lo que comenzó, incluso si hay tropiezos en el camino.

Para muchos expertos, la administración Biden, a lo largo de sus cuatro años de mandato, se centrará en atacar las desigualdades profundamente arraigadas que agravó esta crisis. De forma pública, el próximo presidente, en el contexto de la aprobación del segundo paquete de estímulo ha dicho que buscará desde el comienzo de su administración incrementar los beneficios de los más desfavorecidos, lo cual representa una esperanza para muchos.

También te puede interesar: ¿Por qué se detiene la distribución del segundo estímulo después del 15 de enero?