Fernando Valenzuela recuerda a su manager Tom Lasorda: “Tommy siempre creyó en mí”

La leyenda máxima del béisbol mexicano revela vivencias con Lasorda, quien le dio una oportunidad que cambió su vida

Fernando Valenzuela recuerda a su manager Tom Lasorda: “Tommy siempre creyó en mí”
Tom Lasorda y Fernando Valenzuela, quien lanza la primera bola de la temporada 2011.
Foto: Kevork Djansezian / Getty Images

La vida de Fernando Valenzuela, entonces un joven pitcher de 20 años de edad, cambió radical e insospechadamente la tarde del 9 de abril de 1981 en Dodger Stadium. Luego de que una lesión le impidió iniciar al as Jerry Reuss, el manager Tom Lasorda decidió darle la pelota al novato mexicano para el juego inaugural de esa campaña.

Valenzuela blanqueó a los Astros de Houston 2-0 y luego procedió a ganar sus siguientes siete aperturas, cuatro de ellas sin permitir carrera. Los Ángeles, México y el béisbol tenían un nuevo ídolo al nacer la “Fernandomanía”.

Este viernes, tras conocerse de la muerte de Tom Lasorda a la edad de 93 años, Valenzuela dijo que la noticia fue una de esas cosas que “en ocasiones no cree uno” aunque sabía que Lasorda había tenido problemas de salud, y aseguró: “El béisbol está perdiendo a una persona que siempre apoyó nuestro deporte”.

“El Toro” recordó aquel día de 1981 cuando su manager le dio la pelota para iniciar la temporada.

“Bonitos recuerdos porque ahí inició mi carrera en Grandes Ligas cuando llegó esa oportunidad de abrir el juego inaugural contra Houston”, comentó Valenzuela. “Por eso yo siempre he dicho que ese juego para mí, que me dieran la oportunidad, fue la más importante en mi carrera porque se hicieron bien las cosas, se ganó el juego y creo que eso abrió más las puertas para que siguiera habiendo confianza de Tommy hacia mí”.

Relacionado: Tom Lasorda, genio y figura, hasta a las rancheras le entraba

La carrera de Fernando siempre estuvo muy asociada a la confianza de su manager. El hombre de Etchohuaquila, Sonora, ganó 173 juegos en Grandes Ligas, de los cuales 141 fueron con la franela de los Dodgers, incluyendo 29 de sus 31 blanqueadas, y tuvo un magnífico récord de 5-1 en playoffs.

Valenzuela y Lasorda en la Serie Mundial de 1981

Tras haber haber sido el jugador que condujo a los Dodgers en todo 1981, cuando fue premiado como Novato del Año y Cy Young, Fernando tuvo una apertura en la Serie Mundial contra los Yankees en un tercer partido crucial porque Nueva York había ganado los dos primeros.

El novato zurdo no estuvo fino y regaló 7 bases por bolas, pero Lasorda se la jugó con él en una de esas decisiones temerarias que caracterizaron su carrera, y el pitcher respondió al completar el épico partido de 147 lanzamientos al plato.

“Me metí en varios problemas, no tenía un cien por ciento en la efectividad en ese juego, yo me di cuenta, pero Tommy siempre creyó en mí, me dejó en el juego y sabía que podía salir de situaciones donde me metí en problemas, entonces realmente se vio que había esa confianza“, relató Valenzuela, de 60 años de edad.

“Siempre motivaba a todo mundo, era una persona que siempre apoyaba al jugador y otra de las cosas es que siempre quería ganar, era un ganador“, agregó Valenzuela vía telefónica desde su casa en Los Ángeles. “Entonces creo que la actitud de uno era de hacer bien las cosas, de querer ganar, porque a mí nunca me gustaba nada más competir, me gustaba ganar también, entonces creo que ahí estábamos en la misma página”.

Unidos para siempre en la historia de los Dodgers

Para muchos aficionados que siguieron la carrera de Fernando en los años 80 en ocasiones fue frustrante ver cuando Lasorda lo sacaba de los partidos, en parte porque el equipo solía anotar pocas carreras y porque no siempre tenía un gran cuerpo de pitchers relevistas que le salvaran los encuentros al zurdo. Llegó a haber momentos tensos entre manager y pelotero.

“Creo que son situaciones que uno tiene que reaccionar de una forma si las cosas no están saliendo bien, si uno no está haciendo bien las cosas; aunque quiera seguir realmente no es lo mejor para un equipo”, explicó Valenzuela. “Yo siempre quería seguir en el juego… afortunadamente en la mayoría de los juegos salimos con la victoria”.

Fernando Valenzuela y Tom Lasorda, dos grandes que siempre serán inseparables en la historia de los Dodgers.

LEER MÁS:

“Soy un hombre ordinario”: Charla con Vin Scully, el hombre más amado por Los Ángeles y el béisbol