¿El mejor Atlético de la historia? El “Cholo” Simeone tiene a los colchoneros soñando en grande

El equipo de Diego Simeone está arrasando en La Liga y tiene un buen panorama en Champions

¿El mejor Atlético de la historia? El “Cholo” Simeone tiene a los colchoneros soñando en grande
Diego Simeone, el héroe de los seguidores colchoneros.
Foto: EFE

El Atlético de Madrid lleva un paso de aplanadora en La Liga que lo convierte en total favorito al título, algo que realmente no pasaba en décadas porque la sensación en los últimos años es que cualquiera que gane el torneo español es porque se lo “robó” al Barcelona o al Real Madrid. Esta vez es diferente.

El Atlético del “Cholo” Simeone ha ido creciendo desde aquel improbable título de 2014 con un plantel brutal que solo se le puede comparar al de la actualidad: un auténtico trabuco que fue la base para enfrentar las dos finales de Champions (y perderlas frente al Real Madrid). El equipo colchonero desde entonces forma parte de la élite mundial y no ha dejado de estar ahí.

Únicamente el Atlético de los años 60 y los 70 podría entrar en la comparación con el actual: En los 60 consiguieron una Liga, tres Copas y una Recopa. En los 70, tres Ligas, dos Copas y una Copa Intercontinental. Además, perdió una final de la Recopa en el 63 y otra de la entonces Copa de Europa en el 74.

Este Atlético tiene, además toda la experiencia que le han dado las derrotas en Champions, pero también los triunfos en Europa League en 2012, de cuya plantilla todavía hay algún sobreviviente y la de 2018 que es muy parecida a la actual, pero con algunos cracks como refuerzos.

Este Atlético tiene algo que los demás no tenían: mucho gol. La llegada de Luis Suárez ha sido fundamental para un equipo que basaba su éxito en apuntalar la defensa, pero que ahora tiene a uno de los mejores killers en la historia del fútbol español.

Este Atlético se va a llevar La Liga con facilidad y además, en Champions enfrenta a un Chelsea totalmente hundido en crisis y aunque haya sido primero de grupo, saldrá como víctima ante unos colchoneros que casi con toda seguridad, presentan la mejor versión de toda su larga historia.