Amanda Gorman y su “discapacidad”, contra la que lucha a diario

La poeta de 22 años recitó en el acto de inauguración como presidente de Joe Biden

Amanda Gorman y su “discapacidad”, contra la que lucha a diario
La joven poeta Amanda Gorman aportó fuerza y esperanza a la investidura del presidente Joe Biden, con un emocionante poema que declaró el comienzo de una "era de redención" en Estados Unidos.
Foto: EPA / Win McNamee / EFE

Como la mayoría de nosotros, Amanda Gorman ha estado encerrada en casa a causa de la pandemia. Y como muchos de nosotros, también se conecta a Zoom para hablar y tener reuniones.

Así es como recibió la noticia de que había sido elegida para leer un poema en la toma de posesión del presidente Joe Biden. La primera dama, Jill Biden, es fanática de su trabajo y convenció al comité inaugural de que Gorman encajaba perfectamente.

Gorman, de 22 años, es una precoz poeta, laureada como mejor poeta juvenil en California, y uno de los talentos más prometedores de Estados Unidos. El miércoles, se convirtió en la poeta más joven en escribir y recitar una pieza en una inauguración presidencial, siguiendo los pasos más experimentados de Maya Angelou y Robert Frost.

Pero para llegar hasta este punto ha enfrentado muchos desafíos. Gorman sigue trabajando en su confianza como oradora pública. De hecho, al igual que su predecesora Angelou y el presidente Biden, ella lidia con un impedimento del habla.

Todos los escritores, dijo, experimentan ansiedad por la calidad de su trabajo. “Pero para mí, existía este otro escalón de presión, que es: ¿Puedo decir lo que hay que decir?”

Gorman lucha por pronunciar bien, ya que padece rotacismo. No puede emitir sonidos que la mayoría de la gente da por sentado. La R ha sido un desafío particular. La niña que creció para actuar frente a Lin-Manuel Miranda, Al Gore, Hillary Clinton y Malala Yousafzai luchó durante años por pronunciar la r y no decir “poetwy” (poetry).

“Pero no veo mi discapacidad como una debilidad”, dijo Gorman al LA Times. “Me ha convertido en la intérprete que soy y en la narradora que me esfuerzo por ser. Cuando tienes que aprender a decir sonidos por ti misma, cuando tienes que preocuparte mucho por la pronunciación, te da una cierta conciencia de los sonidos, de la experiencia auditiva “.

Gorman ha escrito su poema en la soledad inducida por la pandemia. Pero no se le escapó la enormidad de la tarea. Mientras escribía “The Hill We Climb”, que debería tomar unos seis minutos para leer en la ceremonia en Washington, DC, la poeta escuchó música que la ayudó a ponerla “en una mentalidad histórica y épica”, incluidas las bandas sonoras de “The Crown ”,“ Lincoln ”,“ Darkest Hour”y “Hamilton”.