Llega el río atmosférico a California: algunas zonas corren peligro ante exceso de lluvia y nieve

Condados del norte y centro de California han emitido órdenes de evacuación ante el riesgo de deslaves e inundaciones

Llega el río atmosférico a California: algunas zonas corren peligro ante exceso de lluvia y nieve
La precipitación en el área de Los Ángeles traerá más nieve.
Foto: PATRICK T. FALLON/AFP / Getty Images

Casi todo el estado de California espera recibir su mayor cantidad de lluvia en muchos meses a partir de este martes por la noche y hasta la mañana del viernes, según el área. El pronóstico del tiempo trae consigo alertas y algunas evacuaciones.

El condado de San Mateo, justo al sur de la ciudad de San Francisco, y algunas comunidades de la costa central como Big Sur, han ordenado evacuaciones debido al riesgo de que la intensidad de las lluvias provoque deslaves luego de un año en el que los incendios en gran parte del estado dejaron a las montañas y colinas sin vegetación.

La tragedia de 2018 en Montecito, en el Condado Santa Bárbara, es el perfecto ejemplo del peligro que se puede presentar debido a la combinación de suelos erosionados por el fuego y exceso de agua.

Las imágenes de satélite del martes por la tarde muestran cómo el río atmosférico se posaba por encima de la costa del norte de California.

La precipitación ya se ha evidenciado en las zonas montañosas con nevadas, como en el área de Grapevine, al norte de Los Ángeles, donde el Freeway 5 tuvo que ser cerrado al tráfico por varias horas.

También hay cierta preocupación por las comunidades localizadas al pie de la Sierra Nevada, tanto norte como centro de California, una enorme región también azotada por los incendios en 2020. El aviso es de múltiples pies de nieve en la sierra y posibles inundaciones. Podría haber apagones de energía, acumulación de nieve y exceso de desechos acarreados por la corriente.

En el sur de California, donde este martes fue un día soleado y frío, la situación no es tan preocupante respecto al riesgo de deslaves. Por el contrario, la lluvia es muy bienvenida. Se pronostica que entre miércoles y jueves haya mucha lluvia, como no se ha visto en muchos meses.

El fin de semana cayó nieve en partes montañosas de Los Ángeles, incluso en el área de Malibu, un emblema de sol y playa angelina.