Miles de personas llegan a vacunarse a Cal State Los Angeles

Latinos mayores de 65 años acuden a inocularse; el gobierno federal, FEMA y el estado de California pusieron en marcha un mega centro de vacunación.

Mega centro de vacunación en California State University Los Angeles.
Mega centro de vacunación en California State University Los Angeles.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Gracias a la intervención directa del gobierno del presidente Joe Biden y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), latinos mayores de 65 años y de otras minorías comenzaron a recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer, durante la apertura de un mega centro de inoculación instalado en Cal State Los Ángeles (CSULA).

El sitio, además de otro en el Coliseo Memorial de Oakland serán parte del centenar de lugares que se espera abran en los próximos días y semanas a lo largo y ancho del país.

El mega centro de vacunación es dirigido por FEMA y el estado, a través de la Oficina de Servicios de emergencia del gobernador Gavin Newsom.

“El presidente Biden y el gobernador vieron las necesidades de vacunar a la gente más vulnerable al COVID-19”, dijo Diana Crofts-Pelayo, portavoz del gobierno estatal, a La Opinión. “Con gente de FEMA se analizó donde había huecos [en la distribución de las vacunas] y decidieron abrir este sitio y el de Oakland”.

Susan Rincón, de 68 años, de Los Ángeles. (Jorge Macías)

Crofts-Pelayo informó que en CSULA se aplicarán 6,000 vacunas por día, durante toda la semana. La atención será desde las 9:00 de la mañana a las 7:00 de la noche.

“Estaremos en este lugar hasta agosto, como parte de un primer impacto inicial de vacunación”, dijo la portavoz de Newsom. “A partir de ese mes analizaremos la situación”.

Lo anterior obedece a la escasez de vacunas que ha obstaculizado los esfuerzos de vacunación en los condados de California y sitios operados por las ciudades.

Sin embargo, las vacunas proporcionadas en los mega sitios de CSULA y Oakland son adicionales al suministro normal del estado.

“La vacuna tiene que ser para todos; por eso estamos aquí, para ayudar a todos”, destacó Matthew Starr, un funcionario de FEMA, a La Opinión.

José Ramón fue uno de los 3000 vacunados ayer en Cal State LA. (Jorge Macías)

El administrador interino de FEMA, Bob Fenton, asistió a la inauguración del primer Centro Comunitario de Vacunación en California, en la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

FEMA proporciona recursos, apoyo operativo y de personal federal.

“Estamos comprometidos a garantizar que todos los que quieran una vacuna la reciban”, subrayó el administrador de FEMA, Bob Fenton, durante una conferencia de prensa en el sitio de CSULA.

El funcionario señaló que el sitio fue elegido específicamente por su accesibilidad a comunidades de difícil acceso, enfocándose en áreas donde las minorías representan más del 40% de la población, y considerando otros factores como la pobreza, la falta de vivienda o acceso de vehículos.

Para su fortuna, Miguel González, un anciano de 81 años fue transportado por su yerno, José Manuel Calvillo, desde la ciudad de South Gate.

“Yo no le tuve miedo a la vacuna, ni siquiera dolió nada”, dijo el hombre michoacano, al concluir los 15 minutos de espera para saber si habría una reacción a la vacuna.

“Yo no le tengo miedo a nada; imagínese, me he volcado cinco veces y la última me rompí dos costillas hace dos meses…creo que Diosito no quiere que me muera”, añadió el hombre de la tercera edad.

Trabajadora de FEMA lleva a un abuelito al lugar de vacunas del este de LA. (Jorge Macías)

En los esfuerzos de vacunación, FEMA ha comprometido más de $3,380 millones de dólares para los centros comunitarios de vacunación en los estados, tribus, territorios estadounidenses y Washington, D.C.

Al 15 de febrero, la agencia ha desplegado a 1,279 de sus empleados en todo el país para apoyar a los centros de vacunación con personal federal y asistencia técnica.

“Hoy [martes] hemos distribuido 3,000 vacunas, aunque pensamos aumentar otras 1,000 cada día hasta llegar a 6,000”, afirmó a La Opinión, Britanny Blackmore, coordinadora de vacunación en CSULA. “Lo que puedo decir es que la mitad de quienes recibieron la vacuna son hispanos”.

La odisea para obtener una cita

En la larga fila de automóviles para llegar al área de inoculación, Susan Rincón, residente de Los Angeles se encontraba desesperada porque el tráfico avanzaba a vuelta de rueda.

“Estoy cansada de esperar; llegué a las 10:38 de la mañana, y mire, ya llevo más de una hora atrapada en este caos”, dijo la mujer de 68 años.

Refirió que fue “un poco difícil” haber logrado la cita para tener su turno en el proceso de vacunación contra el COVID-19.

“En Kaiser Permanente me recomendaron este lugar y me dieron la cita, pero batallé demasiado porque cuando llenaba la forma con las preguntas el sistema que tienen me saco cinco veces y tuve que reiniciar todo, una y otra vez”, dijo.

“No fue sino hasta que llamé a una línea telefónica y una muchacha me ayudó a responder todo; me enviaron un código por texto, se lo di a ella, y por fin pude obtener la cita”, añadió.

Uno que tuvo suerte

Por su parte, José Ramos, de 68 años, condujo desde Rowland Heights para emular la acción que efectuó su esposa Teresa, quien fue vacunada en el mega sitio del Pomona Fairplex, hace tres semanas.

“No me habían llamado, pero el lunes mi hijo Richard me ayudo a hacer la cita y en menos de cinco minutos tuve suerte de que me aceptaran”, expuso el hombre nacido en La Piedad, Michoacán.” Me dio mucho gusto cuando me dieron la cita; esa es la única forma en que podremos evitar esta pandemia”.

En las labores de vacunación participan más de 200 soldados del Ejército estadounidense, de las Fuerzas Aéreas y de la Guardia Nacional. El equipo se desplegó desde Fort Carson, en Colorado.

“Nuestra labor apenas comienza”, comentó Yaima Montes de Oca, de 34 años, integrante de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, mientras se tomaba un ligero descanso, junto a Justin Belleti, miembro del Ejército de EE. UU.

“Muchos estamos aquí como voluntarios, porque queremos ayudar a la comunidad para que esté sana”, subrayó la oficial nacida en La Habana, Cuba.

En California, hasta ahora se han administrado unos 6.3 millones de dosis de las vacunas Pfizer y Moderna, y es espera la aprobación federal de la vacuna de Johnson & Johnson.

Metrolink te lleva a Cal State LA

Para los residentes que se vayan a vacunar, que viven hacia el Este de Los Ángeles y no tienen transporte, Metro ofrece una conexión directa a CSULA desde el centro de Los Ángeles.

Los pasajeros deben abordar Metrolink en Union Station y cuando llegan a CSULA habrá un autobús de enlace que los llevará a la Estructura A, donde se localiza el sitio de vacunación.

“Es importante que participemos en estos esfuerzos de vacunación que salvan vidas”, declaró a La Opinión, Paul Gonzales, Gerente de Asuntos Públicos de Metrolink.

Para registrarse para la vacuna

El registro para las citas de vacunas en el sitio de Cal State L.A. estará disponible en myturn.ca.gov/.