Dos mujeres de Florida se disfrazaron de abuelas para conseguir la vacuna del coronavirus

Ambas ya habían tomado la primera dosis, pero los sanitarios se dieron cuenta de que algo andaba mal

Dos mujeres de Florida se disfrazaron de abuelas para conseguir la vacuna del coronavirus
Autoridades no encontraron razón para mantener la pausa de la vacuna Moderna.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Dos mujeres residentes en Florida fueron descubiertas tratando de conseguir una segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19 con un disfraz de abuela, según confirmó el director del Departamento de Salud de Florida en el condado de Orange.

Las mujeres llegaron al sitio de vacunación con gorros, guantes y anteojos con el objetivo de cumplir con su plan. Según la oficina del alguacil, las mujeres tenían 44 y 34 años.

Te puede interesar: Así es la mansión de Miami Beach que Shakira lleva seis años vendiendo y nadie quiere comprar

Ambas tenían tarjetas de vacunación válidas desde la primera inyección, pero se les negó la segunda dosis al descubrir unas fallas en sus tarjetas de identificación. Los funcionarios de salud no sabían cómo las mujeres pudieron recibir sus primeras vacunas y si también se habían disfrazado.

Desde entonces, el departamento ha aumentado la seguridad en todo el sitio. “Esta es la materia prima más caliente que existe en estos momentos”, comentó Raúl Pino, portavoz de la policía.

“Tenemos que tener mucho cuidado con los fondos y los recursos que se nos proporcionan”, agregó al respecto. La Oficina del Sheriff del Condado de Orange confirmó que los funcionarios de salud avisaron a las autoridades ya que sus fechas de nacimiento no coincidían con las que habían usado para registrarse para las vacunas, aunque los nombres coincidían.

Te puede interesar: Arrestan a un hombre que agredió a su ex durante 8 horas en Miami

La oficina del alguacil no tenía ninguna información adicional sobre el incidente, incluso si las mujeres vestían disfraces o cómo iban vestidas.

Actualmente, el estado de Florida está dando prioridad a los adultos de 65 años o más, los residentes y el personal de centros de atención a largo plazo y los trabajadores de salud con contacto directo con los pacientes para recibir la vacuna.

El estado ha sido uno de los muchos que han retrasado los envíos de dosis de vacunas debido a las severas tormentas invernales en Estados Unidos.