Qué significa el envío del tercer cheque de estímulo “dirigido” que reconoce la Administración Biden

Al menos 12 millones de personas menos recibirían los $1,400 dólares

Qué significa el envío del tercer cheque de estímulo “dirigido” que reconoce la Administración Biden
La Administración Biden-Harris abierta a que haya un "cheque dirigido".
Foto: Doug Mills-Pool / Getty Images

En eventos del Gobierno federal, incluidos los de la vicepresidenta Kamala Harris, se presume con mayor cuidado el envío del tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares.

La vicepresidenta Harris estuvo en un evento con mujeres en Fiber Space, donde habló del Plan de Rescate Estadounidense (ARP, por su siglas en inglés) y sus beneficios.

“El ARP envía $1,400 en cheques a quienes más lo necesitan”, destacó la Administración Biden-Harris en un adelanto sobre el evento. Anteriormente el discurso era generalizado, al señalar que la ayuda sería enviada “a los estadounidenses”.

Este cambio de discurso ocurrió el mismo día en que la Casa Blanca dejó abierta la posibilidad de “dirigir” la ayuda económica al tiempo que la portavoz Jen Psaki indicó que el presidente Biden “siempre estuvo abierto” a negociar los términos, una idea empujada primero por republicanos y luego por un grupo de demócratas.

El miércoles, una fuente reveló a The Washington Post y The Associated Press que el presidente Biden había aceptado bajar el nivel de ingresos máximo sobre quiénes recibirían el cheque.

El plan ahora es que las personas que ganan más de $80,000 dólares al año y las parejas con ingresos de más de $160,000 dólares no recibirán fondos.

Si el Senado aprueba la nueva regla, estimaciones del Instituto de Política Fiscal y Económica revelan que 11.8 millones de adultos y 4.6 millones de niños podrían quedarse sin ayuda económica.

El demócrata Joe Manchin (West Virginia) es quien empujó el “cheque dirigido”, sumando estrés a las negociaciones dentro de la bancada liderada por Chuck Schumer (Nueva York).

Otro de retos de Schumer es la posición del presidente del Comité de Presupuesto, Bernie Sanders (Vermont), sobre el incremento salarial a $15 dólares la hora.

“Esto no es solamente sobre justicia económica – aumentar el salario mínimo estrecharía significativamente la brecha salarial de género y raza. Hagámozlo”, expresó Sanders.