El 56 aniversario del “Domingo Sangriento” en Selma se conmemorará con un evento virtual

El aniversario de la histórica marcha en Selma por el derecho al voto y por la igualdad racial no contará por primera vez con la presencia de 4 iconos de los derechos civiles en Estados Unidos

El 56 aniversario del “Domingo Sangriento” en Selma se conmemorará con un evento virtual
King y su esposa, Coretta Scott King, en la marcha por el derecho al voto para afroamericanos, en 1965.
Foto: William Lovelace / Express/Getty Images

Hace seis años, el entonces presidente Obama y miles de personas marcharon de la mano sobre el puente Edmund Pettus en Selma, Alabama, para conmemorar el 50 aniversario de los brutales ataques que enfrentaron los manifestantes a manos de la policía estatal de Alabama, cuando exigían el derecho a votar.

Este domingo, no habrá marcha para conmemorar el 56 aniversario de lo que se conoció como “Domingo Sangriento”.

Debido a la pandemia de coronavirus, los eventos se realizarán virtualmente por primera vez.

Entre los eventos de este domingo está una recreación en línea del cruce del puente, discursos, charlas, talleres y diversas actuaciones musicales, informó CBS News.

También será el primer evento anual sin cuatro íconos de los derechos civiles que murieron el año pasado: el Reverendo C. T. Vivian, el abogado Bruce Boynton, el Reverendo Joseph Lowery y el congresista John Lewis.

John Lewis fue uno de los líderes de la marcha en Selma y fue brutalmente golpeado por la policía. El hombre de 80 años murió en julio, después de luchar contra un cáncer de páncreas en estado avanzado.

Esos íconos, junto con los 500 manifestantes, serán honrados este fin de semana.

Los organizadores del Selma Bridge Crossing Jubilee dijeron que su objetivo es educar a la gente, no solo sobre los eventos que rodearon la marcha de 1965, sino también sobre la importancia del voto y la igualdad racial.

La historia y el futuro

El 7 de marzo de 1965, cientos de manifestantes pacíficos se enfrentaron a brutales ataques de la policía estatal de Alabama. Los manifestantes fueron golpeados y lanzados con gases lacrimógenos.

El ataque se transmitió en televisores de todo el país, lo que impulsó la lucha contra la injusticia racial y llevó al Congreso a aprobar la Ley de Derechos Electorales.

En agosto de ese mismo año, el presidente Lyndon Johnson promulgó la Ley de Derechos Electorales.

La legislación federal prohibió las prácticas discriminatorias como las pruebas de alfabetización, como requisito previo para votar.

Esta semana, la Cámara de Representantes aprobó la H.R.-1, conocida como la “Ley para el pueblo” que busca expandir el acceso de los estadounidenses a las urnas, aumentar la transparencia en las donaciones políticas y prevenir la manipulación de los votantes.

El proyecto de ley de 791 páginas, conocido como For the people (para el pueblo) o H.R.-1, también eliminaría la manipulación partidista de las circunscripciones electorales, impondría una nueva transparencia sobre el dinero utilizado para las campañas, reforzaría la ética del gobierno y crearía una opción de financiamiento público para las campañas del Congreso.