La nueva ley del voto en Georgia prohíbe dar agua y alimentos a los votantes en la fila

La nueva ley para votar en Georgia fue firmada cuando las legislaturas controladas por los republicanos en los estados tratan de imponer limitaciones al acceso al voto

Los votantes en Georgia enfrentan más impedimentos.
Los votantes en Georgia enfrentan más impedimentos.
Foto: Getty Images

El gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, firmó el jueves una ley estatal con una reforma del derecho al voto, impulsada por los republicanos, que limita el derecho a sufragar al añadir nuevos requisitos para poder votar en las elecciones.

Entre las restricciones puestas en vigor en la nueva ley en Georgia se exigen más requisitos para ejercer el voto por correo, se reduce el horario y los lugares de votación, se prohíbe a terceros dar agua o alimentos a las personas en fila para votar en los colegios electorales.

Además, la nueva ley electoral de Georgia dispuso limitar los buzones para las elecciones, despojar al secretario de estado de parte de su autoridad, imponer una nueva supervisión de las juntas electorales del condado, y restringir quién puede votar con boletas provisionales.

La ley también requiere que las elecciones de segunda vuelta se celebren cuatro semanas después de la votación original, en lugar de las nueve semanas actuales.

El voto en ausencia sin excusa, en el que los votantes no tienen que proporcionar una justificación para emitir su voto por correo, también permanece vigente, aunque ahora con nuevas restricciones, como proporcionar una tarjeta de identificación emitida por el estado para ejercerlo.

El voto por correo fue fundamental durante la pandemia de coronavirus en todo el país y ayudó a la participación récord de votantes de Georgia en las elecciones generales del pasado 4 de noviembre, en las que Biden se convirtió en el primer candidato presidencial demócrata en ganar en 28 años en ese estado sureño.

Buscando apaciguar a una base conservadora que sigue indignada por los resultados de las elecciones de 2020, tras los reclamos de fraude electoral de Donald Trump, los republicanos ya aprobaron una ley similar en Iowa y están avanzando con los esfuerzos para restringir la votación en estados como Arizona, Florida y Texas.

El presidente Biden criticó duramente la nueva ley electoral de Georgia, y la calificó “antiestadounidense” y “Jim Crow en el siglo XXI”, en referencia a las normas que institucionalizaron la segregación racial en EE.UU. a finales del siglo XIX.