El gobernador de Florida firma una polémica ley que prohíbe las protestas violentas

Varias organizaciones han criticado esta medida que consideran que "racista y discriminatoria"

El gobernador de Florida firma una polémica ley que prohíbe las protestas violentas
El republicano Ron DeSantis, gobernador de Florida.
Foto: Getty Images

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, ha firmado una controversial ley para prohibir los disturbios durante las protestas en las calles. El mandatario estatal había hecho esta propuesta en el mes de septiembre, después de que se produjeran varios altercados durante las marchas de Black Lives Matters tras la muerte de George Floyd.

DeSantis ha cumplido con su promesa y dice que lo hace para asegurar que Florida es un “estado de ley y orden”. “Vimos disturbios y desórdenes realmente sin precedentes durante el verano de 2020, y dijimos que eso no sucederá aquí en el estado de Florida”, comentó durante una conferencia de prensa en el condado de Polk y acompañado por el alguacil Grady Judd.

Te puede interesar: Michel Gallero, el sorprendente mago que deja con la boca abierta a los famosos en Miami

El gobernador admitió que esta normativa supone “la ley contra los disturbios más fuerte del país”.

La ley, además, penaliza a aquellos gobiernos que traten de retirar fondos de sus departamentos de policía y los hace responsables de los daños.

También aplica más sanciones a las personas que bloquean las carreteras durante las protestas, que derriban monumentos o que intimidan a otras personas. “Vimos imágenes de personas sentadas afuera comiendo en un restaurante, luego tienes a esta turba loca a su alrededor y comienza a gritar y a intimidad. Es inaceptable y se les hará responsables”, apuntó al respecto.

Te puede interesar: Arrestan a una enfermera de Miami por amenazar de muerte a Kamala Harris

DeSantis también habló del incremento de las penas por cualquier enfrentamiento violento con las fuerzas del orden durante las protestas. “Si daña a otros, especialmente a un agente de la ley durante estas violentas asambleas, irás a la cárcel”, avisó.

La normativa no ha sido bien recibida por algunas organizaciones de Florida que consideran que la ley “fue diseñada intencionalmente para envalentonar el trato policial”.

“Hoy es un día triste para Florida. El gobernador firmó la ley HB1 y el proyecto de ley es racista, discriminatorio, imprudente, ilegal e injusto. El gobernador puso su sello en esta ley discriminatoria llena de criminalización y privación de derechos civiles dirigida a los floridanos negros y morenos. No nos quedaremos en silencio sobre este tema y no permitiremos que esto detenga las protestas pacíficas en todo el estado de Florida”, criticó Adora Obi Nweae, presidenta de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP en inglés).