La mujer sobreviviente del tiroteo de Orange sale del hospital tras una increíble recuperación

Blanca Tamayo, de origen hispano, quien recibió dos balazos en la cabeza y uno en uno de sus brazos en el ataque perpetrado por un hombre que los conocía, perdió también a dos de sus hijos en el complejo de oficinas

La mujer sobreviviente del tiroteo de Orange sale del hospital tras una increíble recuperación
El mortal tiroteo ocurrió el 31 de marzo en un complejo de oficinas de Orange.
Foto: ETIENNE LAURENT / Getty Images

La mujer hispana que fue la única sobreviviente del tiroteo del 31 de marzo en la ciudad de Orange, California, en el que cuatro personas fueron asesinadas, incluyendo dos hijos suyos, abandonó el hospital este miércoles.

Blanca Tamayo recibió dos impactos de bala en la cabeza y uno en el brazo durante el ataque perpetrado por un hombre que conocía a todas sus víctimas en un complejo de oficinas en Orange, al sureste de Los Ángeles.

El hijo de 9 años de la mujer, Matthew, murió en sus brazos. Ella también perdió a su hija Geneviese Raygoza, de 28 años, y su exesposo Luis Tovar, el dueño de la empresa inmobiliaria.

Tamayo fue acompañada por otro hijo suyo, Luis Tovar Jr., al salir del hospital UC Irvine Health en una silla de ruedas y con un casco protector. Lo hizo con una playera que mostraba el rostro de Matthew, a quien la mujer llama su “ángel de Dios”.

Un doctor explicó que los balazos en la cabeza causaron que una parte del cráneo le fuera removida. El hecho de que ella sobreviviera es prácticamente un milagro.

“Estoy emocionado de tenerla de regreso. Feliz de tenerla para el Día de las Madres”, dijo Tovar Jr., quien a su vez perdió a sus dos hermanos en el tiroteo.

Aunque está fuera del hospital, Blanca Tamayo tiene enfrente un largo camino de recuperación física y mental. “Voy a tratar de disfrutar lo que Dios me ha dejado”, dijo acerca de compartir el Día de las Madres con su familia, incluyendo sus nietos.

En cuanto al hombre acusado de los asesinatos, Aminadab Gaxiola González, de 44 años, aún no le han leído los cargos debido a que se recupera de heridas de bala. Las autoridades aún no tienen el motivo del ataque.