Newsom propone plan de $12,000 millones para dar casa a personas sin hogar en California

La oficina del gobernador californiano considera "histórico" el monto destinado a alojar a personas que viven en calles, parques y puentes de todo el estado dorado

Newsom propone plan de $12,000 millones para dar casa a personas sin hogar en California
Más de un tercio de las personas sin hogar del estado viven en Los Ángeles.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

El gobernador Gavin Newsom propuso este martes destinar $12,000 millones de dólares a la búsqueda de alojamiento para las personas las personas sin hogar que viven en California y puso un plazo de cinco años para poner fin a lo que llamó “falta de vivienda familiar”. La medida propuesta forma parte de su plan presupuestario para la recuperación económica, con el que también pretende enviar cheques de estímulos de $600 dólares a la mayoría de californianos.

Newsom dio en la tarde de este martes una rueda de prensa en la que anunció su plan, que ya había adelantado en un comunicado de su oficina. La inversión, que la propia oficina tacha de “histórica” busca crear más de $46,000 nuevas unidades para ayudar a cientos de miles de californianos, ampliar la cobertura de programas de alojamiento que consideran que han resultado exitosos como Homekey y acabar en cinco años con la falta de vivienda para familias.

Una nueva base de datos estatal que cita Los Angeles Times indica que casi 250,000 personas en el estado acudieron a los servicios de alojamiento y vivienda que ofrecieron las autoridades sanitarias en 2020. De ese número, 117,000 todavía están esperando ayuda mientras que casi 92,000 personas encontraron casa.

Se estima que el estado de California, el más poblado del país, tiene una población de personas sin techo de 161,000, una cantidad que es mayor a la de cualquier otro estado. Más de un tercio de estos californianos residen en las calles, parques y puentes del área metropolitana de Los Ángeles.

El juez federal David O. Carter dio el mes pasado tanto a la ciudad como al condado de Los Ángeles un plazo de seis meses para ofrecer una vivienda o algún tipo de refugio a las personas que viven en el campamento de Skid Row, aunque las mujeres solteras y las familias deberán tener una alternativa habitacional decente en julio.

“Los Ángeles ha perdido sus parques, playas, escuelas, aceras y sistema de autopistas debido a la inacción de las autoridades del condado y de la ciudad que han dejado a nuestros ciudadanos sin hogar sin otro lugar al que acudir“, escribió Carter en un informe de 110 páginas.

El gobernador californiano lanzó durante la pandemia los proyectos Roomkey y Homekey con fondos federales para alojar a las personas sin casa en hoteles y moteles y ayudó a las ciudades y a otras entidades locales a comprar y convertir moteles y otros edificios en viviendas. Como antiguo alcalde de San Francisco, donde el sinhogarismo es evidente, conoce que esta crisis social viene de la mano de la falta de vivienda asequible.

La propuesta de Newsom para poner fin a la crisis de la vivienda entra dentro de lo que su oficina llama Plan de Regreso de California, un presupuesto de $100,000 millones de dólares que es posible gracias al superávit de $75,700 dólares en las arcas estatales y a la ayuda federal. Las medidas necesitarán contar con el respaldo de la Legislatura californiana.