Veinte gobernadores presionan al gobierno de Biden a cambiar su política migratoria en la frontera

Los gobernadores pidieron al gobierno de Biden que revierta su actual política migratoria de admitir a inmigrantes en busca de asilo

Veinte gobernadores presionan al gobierno de Biden a cambiar su política migratoria en la frontera
Biden se comprometió a traer a EE.UU. a los solicitantes de asilo que esperan en México.
Foto: John Moore / Getty Images

TUCSON, Arizona – Veinte gobernadores enviaron este martes una carta al presidente Joe Biden pidiéndole dejar de “ignorar” la crisis migratoria que, en su opinión, se vive en la frontera y por ello tomar prontas acciones para solventar la actual situación, donde miles de inmigrantes cruzan para pedir asilo en Estados Unidos.

Los gobernadores pidieron a Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, revertir unas políticas migratorias que calificaron de “destructivas”, ya que, consideraron, han creado una crisis migratoria en la frontera sur.

“Como estado fronterizo, Arizona está al frente de la crisis fronteriza. Primero sentimos los impactos del tráfico de personas, el tráfico de drogas y la crisis humanitaria”, dijo el gobernador de Arizona Doug Ducey en un comunicado de prensa donde se dio a conocer la carta.

“Ahora la crisis de la frontera ‘Biden-Harris’ también está afectando a otros estados. Y está claro que esta crisis es el resultado directo de las políticas incumplidas y los mensajes fallidos de esta administración”, enfatizó Ducey.

Entre los gobernadores que firmaron la carta se encuentra el dirigente de Texas, Greg Abbott, estado que se ha convertido en el epicentro de la crisis migratoria.

La misiva también fue firmada por los gobernadores republicanos de Tennessee, Alabama, Arkansas, Georgia, Idaho, Indiana, Iowa, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, New Hampshire, Dakota del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Utah y Wyoming.

En marzo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) reportó el arresto de 172,000 migrantes, el número más alto en casi 20 años, así como la detención de cerca de 19,000 niños migrantes no acompañados, el mayor número mensual desde que se tienen registros.

En la carta, los gobernadores piden a la Casa Blanca tomar medidas de inmediato, ya que aseguran que, a pesar de las afirmaciones de la presente administración, la frontera “no está cerrada, ni segura”.

“La crisis es demasiado grande para ignorarla y ahora se está extendiendo por los estados fronterizos a otros estados en el interior”, indicaron los gobernadores.

Aseguraron que recientemente el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) pidió a varios estados identificar posibles ubicaciones de vivienda para migrantes, solicitud que varios gobernadores rechazaron.

También acusaron a la administración de no informarles directamente sino de contactar a grupos humanitarios de sus estados para recibir a los migrantes.

“Esta administración ha atraído una avalancha de migrantes a nuestra frontera e incentivado la afluencia de cruces ilegales mediante el uso de una retórica irresponsable y revirtiendo una serie de políticas, desde detener la construcción del muro fronterizo hasta eliminar los acuerdos de asilo y negarse a cumplir las leyes de inmigración”, indican los gobernadores en la carta.

Enfatizan que los estados carecen de los recursos y de la obligación de resolver el problema del gobierno federal y pagar las consecuencias de las acciones equivocadas de la administración Biden.

Existen fuertes críticas en contra de la Casa Blanca por parte de gobernadores republicanos como Ducey debido a que ni Biden ni Harris han visitado la frontera con México, donde los gobernadores de Texas y Arizona han activado a la Guardia Nacional para asistir a la Patrulla Fronteriza y otras agencias de orden en la frontera.