Más de 80 congresistas apoyan cuarto cheque de estímulo

Un grupo de representantes demócratas envía carta al presidente Biden para respaldar ayuda similar a los $1,400 dólares del Plan de Rescate Estadounidense

El presidente Joe Biden no ha expresado su respaldo a un cuarto cheque de estímulo.
El presidente Joe Biden no ha expresado su respaldo a un cuarto cheque de estímulo.
Foto: Oliver Contreras / Getty Images

Aunque más de 80 congresistas respaldan enviar un cuarto cheque –y algunos incluso un quinto– no existe en el Congreso un proyecto concreto para aprobar un pago adicional directo a los estadounidenses.

El problema para los demócratas que buscan enviar más ayuda, debido a que el tema no es prioridad para los líderes del Congreso, Nancy Pelosi (California), presidenta de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer (Nueva York), líder de la mayoría en el Senado.

Ambos dirigentes demócratas están enfocados en el proyecto económico para infraestructura, empleos y familias del presidente Joe Biden, además del incremento de impuestos a los más ricos, así como la la posibilidad de aprobar una reforma migratoria bajo la regla de Reconciliación.

El 17 de mayo, un grupo de siete miembros del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, pero sin el respaldo del presidente, Richard Neal (Massachusetts), enviaron una carta al presidente Biden para que respalde un cuarto cheque de estímulo.

La propuesta es impulsada por el representante Jimmy Gomez y en ella se expone la urgencia de extender el bono al seguro de desempleo, que concluye en septiembre, así como avalar un cuarto y quinto cheques de estímulo, bajo el argumento de que ayudará a sacar de la pobreza a 28 millones de personas.

“Los cheques de $1,400 del ARP mantendrán a 11 millones de personas fuera de la pobreza este año, y la expansión del UI (bono desempleo) y otras disposiciones en el proyecto de ley representarán los otros cinco millones”, defiende la carta. “Un cuarto y quinto cheques podrían mantener a otros 12 millones fuera de la pobreza”.

Según los análisis de los representantes, combinado con los efectos del Plan de Rescate Estadounidense (ARP), los pagos directos podrían reducir el número de personas en situación de pobreza en 2021 de 44 millones a 16 millones.

La carta de este nuevo grupo de representantes se suma a misivas enviadas en abril al presidente Biden, tanto de la Cámara como del Senado.

El debate sobre un posible pago similar a los $1,400 dólares otorgados por el ARP se ha mantenido desde marzo, pero la Casa Blanca se ha resistido a apoyar un plan, incluso la portavoz Jen Psaki dijo en abril, que eso dependería de los congresistas, pero advirtió que esos cheques de estímulo “no son gratuitos”.

Economistas y analistas financieros ahora consideran que los planes económicos deben enfocarse en reimpulsar distintas industrias, como intenta Biden con su Plan de Empleos Estadounidense, el cual redujo a $1.7 billones de dólares, a fin de integrar a los republicanos.

“Creo que es poco probable en este momento”, dijo a CNBC el analista de Raymond James, de Ed Mills sobre un cuarto cheque de estímulo.

Un debate sobre otra ayuda directa a estadounidenses se complica ante la distribución en julio del Crédito Fiscal por Hijo, que dará a las familias $250 o $300 dólares mensuales por menor, dependiendo de las edades.