Los conceptos básicos del Feng Shui que no pueden faltar en tu hogar

Si deseas aplicar esta milenaria filosofía para armonizar tus espacios en la casa, te compartimos una guía de los puntos clave que no se te deben escapar

Las plantas y los colores son elementos básicos del Feng Shui.
Las plantas y los colores son elementos básicos del Feng Shui.
Foto: StockSnap / Pixabay

Si tienes estresado cada que estas en casa, tienes problemas para dormir o hay espacios que te generan incomodidad o una sensación de ansiedad es porque no están equilibrados. El Feng Shui es el antiguo arte chino que se basa en el principio de que toda la energía que existe afecta en el entorno y ofrece las herramientas que te ayudarán a que todo fluya correctamente y sientas armonía y paz en casa.

Sin embargo, este milenario concepto es muy amplio, pero existen algunas reglas básicas con las que puedes comenzar a aplicarlo fácilmente.

Para comenzar, hay que destacar que se basa en los cinco elementos chinos de la naturaleza (madera, fuego, tierra, metal y agua) y cada uno posee una energía particular que estará en sintonía en una ubicación específica. Cada elemento también se corresponde a colores y cantidades, por lo que demasiado de uno puede bloquear al otro.

Dicho lo anterior, los colores, lugares y situaciones que abarca cada elemento son los siguientes, según se reseña en Keen.com:

Madera: Simboliza la salud, vida familiar y las finanzas, por lo que aporta abundancia, crecimiento y vitalidad. Sus colores son el verde y marrón, y su ubicación el norte del hogar. Está representado en las plantas vivas, follaje, muebles de madera y telas naturales.

Fuego: Simboliza el amor por la vida y el éxito persona, aportando reconocimiento y logros de carrera. Su ubicación es la parte sur del hogar y sus colores son los rojos, amarillos, naranjas, morados y rosas. Está representado en las obras de arte, las velas y la luz natural.

Tierra: Simboliza la estabilidad y las relaciones pacíficas, por lo que aporta crecimiento espiritual, ambición y concentración. Su ubicación es el suroeste o noreste y sus colores el beige, amarillos claros, tonos arenas y café claro. Está representado en los muebles y las paredes.

Metal: Simboliza la creatividad, la suerte y las bendiciones, aportando claridad mental y mente aguda. Sus colores son el blanco, gris y plateado, y sus ubicaciones el noroeste u oeste del hogar. Está representado en los objetos de hierro, oro, plata, aluminio o acero inoxidable y se equilibra con los colores del fuego.

Agua: Simboliza la carrera y trayectoria de vida, aporta sabiduría y perspicacia para tomar las mejores decisiones de vida y riqueza, sus colores son los tonos oscuros, azules y negros, y su ubicación es el norte del hogar. Está representado en superficies reflectantes, como espejos, y cualquier cosa que tenga agua.

Cómo usar los elementos del Feng Shui en el hogar

Para que sea más sencillo y práctico adaptar los conceptos del Feng Shui en el hogar hay que dividirlo por sectores: la entrada, pasillos, cocina, comedor, sala de estar, habitaciones y baños.

Entrada: Es el sitio más importante porque es la primera impresión de los invitados y el portal por donde entra toda la energía vital. Debe estar siempre en orden, el timbre en perfecto funcionamiento, al igual que aldabas y perillas, la puerta libre de grietas y suciedad y no ponga un espejo de frente a la entrada ya que refleja o empuja hacia afuera la energía positiva. Si tienes plantas, procura que sean suaves y exuberantes, no puntiagudas.

Pasillos: Es por donde se distribuye la energía vital por lo que deben estar bien iluminados, con fotos y obras de arte (no en exceso), perfectamente bien organizado ya que el desorden representa obstáculos en la vida.

Cocina: Este lugar representa la salud, riqueza y abundancia, por lo que se aconseja tenerlo limpio, sin restos de comida ni platos sucios, evitar tener elementos pesados colgados en el techo (como macetas) y mantener los electrodomésticos en buen estado. Se recomienda tener un espejo encima de la estufa y adornar con decoración de buen gusto los gabinetes vacíos para evitar que se acumulen las energías negativas. También se sugiere tener en orden el refrigerador y los armarios.

Comedor: Representa las relaciones, por lo que únicamente debe reservar la mesa del comedor para comidas, pero si las usas para trabajar, hacer manualidades o ayudar a los hijos con las tareas, se debe limpiar antes de comer. En cuanto a los centros de mesa, opta por flores frescas, ya que emanan energía positiva o un plato de fruta fresca, el cual, simboliza abundancia.

Sala de estar: Es un espacio que debe estar bien organizado porque, al igual que el comedor, representa el gozo con familiares y amigos. Debe tenerlo adornado con grandes plantas para promover el crecimiento personal, la compasión y la salud física y mental. Los asientos deben estar orientados hacia la puerta de entrada.

Habitaciones: Es un lugar para relajarse y disfrutar la intimidad, por eso debe colocar un tapete o alfombra en el centro con colores del elemento tierra para que siempre haya armonía. Evite tener muebles con esquinas afinadas, espejos y que la cama desemboque en una puerta.

Baño: Es espacio que debe tener especial cuidado porque, al simbolizar el agua, puede ocasionar que se vaya por el drenaje la riqueza. Algunos consejos son cerrar la tapa del inodoro y la puerta después de usarlo, mantenerlo limpio y tener un espejo de frente a la puerta para rebotar la energía a la casa.

Te puede interesar: Expertos del Feng Shui auguran que el 2021 será el año de la recuperación económica

Consulta tu horóscopo
de hoy