Biden presentará el viernes el presupuesto de gastos para 2022 por $6 billones de dólares

El presupuesto que el presidente Biden presente al Congreso ofrecerá una imagen de sus prioridades. El Congreso debe aprobarlo

El presidente Biden presiona al Congreso por su plan económico.
El presidente Biden presiona al Congreso por su plan económico.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

El presidente Joe Biden propondrá el viernes al Congreso el presupuesto para el año fiscal 2022, ya que trata de hacer el caso de que es hora de que Estados Unidos gaste en grande, reportó CBS News.

El presupuesto de Biden incluye los gastos previstos para el Plan de empleo estadounidense y el Plan de familias estadounidense, y se espera que supere la propuesta de $4.8 billones de dólares del expresidente Trump para el año pasado.

La propuesta de presupuesto del presidente Biden es solo eso: una propuesta. El Congreso tiene la última palabra.

Biden no confirmó explícitamente la cifra reportada de $6 billones de dólares en una rueda de prensa realizada el jueves en Ohio, pero tampoco la negó.

Como en todos los presupuestos presidenciales, la gran mayoría del dinero en la solicitud de presupuesto 2022 de Biden se gastará en programas que el gobierno federal está obligado a financiar, incluidos Medicare, Medicaid y el Seguro Social, reportó CNBC.

La propuesta de presupuesto se presentará cuando aún la Casa Blanca continúa negociando con republicanos y demócratas sobre un posible proyecto de ley de infraestructura, lo que la administración Biden llama el Plan de Empleo Estadounidense.

Los republicanos presentaron una nueva propuesta para el plan de infraestructura que prevé gastar menos de $1 billón de dólares, mucho menos de lo que Biden había querido, pero más de lo que los republicanos habían ofrecido inicialmente.

Hasta el jueves por la tarde, el presidente aún no había tenido la oportunidad de revisar la contraoferta hecha por la senadora Shelley Moore Capito, la principal negociadora de  los republicanos, pero dijo que se reunirían en algún momento de la próxima semana.

Pero los republicanos y los demócratas están muy separados cuando se trata de cómo pagar la infraestructura. Los republicanos están más abiertos a las tarifas de los usuarios, mientras que los demócratas quieren aumentar los impuestos a los ricos y a las corporaciones.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo el jueves que el presupuesto hará exactamente lo que el presidente le dijo al país que haría: hacer crecer la economía, crear empleos, promover su Plan de Empleo y su Plan de Familias, y hacerlo de manera responsable al exigir a los estadounidenses más ricos y a las grandes corporaciones que paguen su parte justa.

El funcionario dijo que el presupuesto también describe los próximos pasos en su plan económico: que quiere que el Congreso avance en el cuidado de la salud: reducir el costo de los medicamentos recetados, fortalecer la Ley de Atención Médica Asequible y ampliar la cobertura y los beneficios de Medicare.

El presupuesto de un presidente es un modelo a partir del cual el Congreso puede trabajar. También ofrece una imagen clara de las prioridades de un presidente.

Biden ya describió gran parte del gasto que desea en el Plan de empleo estadounidense y el Plan de familias estadounidenses.

El presupuesto también traza un mapa de lo que ese nivel de gasto significaría para el déficit y la deuda.

El Congreso tiene hasta fines de septiembre para aprobar 12 asignaciones o proyectos de ley de gastos antes de que se agoten los fondos del gobierno.

Se ha previsto que para 2022 el déficit presupuestario de EE.UU. será de $1.8 billones de dólares, aunque la Casa Blanca espera que las iniciativas presentadas por Biden para el alza de impuestos ayuden a contener el desequilibrio de las arcas públicas en los siguientes años.

La propuesta de Biden encarará con toda seguridad la negativa frontal de la oposición republicana en el Congreso, donde deberá ser aprobado para ver la luz.