Dos golazos de “Chucky” Lozano le dan el triunfo a México sobre Islandia en partido amistoso

El regreso del Tricolor a Estados Unidos fue ganador, pero incluyó una interrupción al escucharse de nuevo el grito prohibido de los aficionados

"Chucky" Lozano remata para anotar el gol de la victoria de México sobre Islandia.
"Chucky" Lozano remata para anotar el gol de la victoria de México sobre Islandia.
Foto: Etzel Espinosa / Imago7

Hirving Lozano marcó la sana distancia entre México e Islandia. En su regreso a Estados Unidos luego de 20 meses, el Tricolor remontó gracias a un doblete del “Chucky”, en el 2-1 en el Estadio AT&T de Dallas.

Se calcula que al inmueble ingresaron 40,000 aficionados. La pandemia de COVID-19 se vive de manera diferente. Ese no fue el problema, sino el grito homofóbico que provocó una breve suspensión del partido.

Henry Martín, el “9” del Tri, sufrió en el juego. No tuvo balones a modo. A México le faltaban revulsivos toda vez que Diego Lainez no podía solo y que el equipo estaba abajo en el marcador tras aquel disparo de Saevarsson al 14′, con desvío incluido de Edson Álvarez.

Fue hasta el 63′ cuando el técnico Gerardo Martino mandó a la artillería pesada, en cuyo paquete estaban el “Chucky” y Héctor Herrera.

A Lozano le bastaron 10 minutos para recibir un pase de Lainez en un contragolpe, frenar para que el zaguero rival pasara de largo, y definir con un toque al poste izquierdo.

Consumó su doblete al 78′, tras un centro del jugador campeón con el Atlético de Madrid, quien había realizado una excelente maniobra pegado a la línea de fondo.

Hirving no desconoce la posición de “9”, la cual desempeñó varias veces bajo el mando de Gennaro Gattuso en el Napoli. Luce como una alternativa ante la ausencia de Raúl Jiménez.

Hirving Lozano tras anotar uno de sus dos goles contra Islandia. /Imago7

México borró en el segundo tiempo a Islandia, su único “sparring” de cara al duelo de este jueves contra Costa Rica, en la semifinal de la Nations League, a la que siempre sí acudirá Lainez al tomar el lugar de de Erick Gutiérrez, lesionado durante un entrenamiento con el propio Tricolor.