Arrestan a dos sospechosos por muerte de niño de 6 años en tiroteo de autopista de Orange

Aiden Leos recibió el impacto de una bala que dispararon desde otro vehículo contra el carro que manejaba su mamá, que lo llevaba a la escuela por el ´freeway 55´

Las autoridades arrestaron este domingo a dos sospechosos de la muerte del niño de seis años que fue víctima de un tiroteo que las autoridades consideran un incidente de discusión en la carretera. El menor recibió el impacto de una bala que dispararon desde otro vehículo contra el carro que manejaba su mamá, que lo llevaba a la escuela.

Marcus Anthony Eriz, de 24, y Wynne Lee, de 23, fueron puesto bajo custodia en sus casas de Costa Mesa dos semanas después de la muerte del pequeño Aiden Leos en la autopista 55 en Orange. La Patrulla de Caminos de California (CHP, por sus siglas en inglés) dije que espera que ambos sean acusados de asesinato.

Mientras tanto, tanto Eriz como Lee permanecerán en la cárcel del condado con una fianza de un millón de dólares cada uno. Se espera que su primera aparición en corte se celebre este martes.

CHP, que recogió al menos una bala del lugar de los hechos, ha dicho públicamente que esta vino de una pistola de calibre desconocido.

Eriz aparece en una de sus cuentas en redes sociales con un tipo de arma capaz de disparar la ronda que mató a Aiden, según publicó Los Angeles Times, que cita fuentes policiales. Los agentes ejecutaron este domingo órdenes judiciales de búsqueda para dar con posibles pruebas conectadas con el crimen.

El citado diario angelino dice también que ambos sospechosos estaban bajo vigilancia antes de su arresto, que tuvo lugar un día después de un evento celebrado en memoria de Aiden.

La familia del menor de seis años había puesto una recompensa para dar con los sospechoso que creció rápidamente desde los $50,000 dólares hasta los $500,000 dólares en pocos días. A través de dos páginas de GoFundMe, recibieron donaciones de muchas personas anónimas, pero también de políticos y del propietario de una cafetería.

Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado 21 de mayo, cuando Aiden iba en el asiento para menores en la parte trasera del auto de su mamá, Joanna Cloonan. La mujer dijo después a otro conductor y que ella circulaba por el carril carpool cuando otro auto empezó a cambiar de carriles para adelantarle. Cloonan le haría un gesto obsceno a los ocupantes del otro vehículo y siguió intentando salir de la autopista.

Las autoridades creen que, después de eso, el conductor del otro auto maniobró para ponerse detrás de Cloonan y disparó por la parte trasera de su vehículo. La bala alcanzó así al pequeño Aiden por la espalda y le ocasionó la muerte.