Expertos piden a residentes del sur de California estar preparados ante una amenazante ola de calor

Las temperaturas rebasarán los 100 grados Fahrenheit en gran parte del suroeste de California en pleno mes de junio por la primera ola de calor del verano

Pronostican severas oleadas de calor debido al cambio climático. (Getty Images)
Pronostican severas oleadas de calor debido al cambio climático. (Getty Images)
Foto: FREDERIC J. BROWN/AFP / Getty Images

Agosto y septiembre son los meses donde las temperaturas alcanzan con regularidad triple dígito en el área de Los Ángeles, pero los expertos están pronosticando que eso sucederá entre martes y jueves próximos por una amenazante ola de calor justo a la mitad de junio.

La primera ola de calor del verano en California se aproxima. El estado, al igual que otros del oeste de Estados Unidos, ya está lidiando con una sequía de proporciones históricas.

Esto viene luego que a finales de abril se rompieron varios récords de calor en diversas partes del sur de California.

El servicio meteorológico con base en Los Ángeles dijo que el calor excesivo empezará el domingo y hasta el siguiente sábado en el suroeste de California, y está solicitando al público prepararse desde ahora cambiando planes de actividades al aire libre y cuidando de personas más vulnerables.

Y muy importante, nunca dejar a niños o mascotas dentro de vehículos.

Junio es un mes de temperaturas en general agradables en California, especialmente en el sur del estado. Sin embargo, las temperaturas podrían llegar a los 107 grados Fahrenheit en el Valle de San Fernando y hasta 110 grados en el Valle Antelope, al norte del Condado Los Ángeles.

En el Valle de Coachella, localizado con dirección a Arizona, la temperatura podría ascender hasta 120 grados e imponer récords diarios de calor.

En general, todas las zonas desérticas del sur de California tendrán temperaturas peligrosamente altas.

Por supuesto, el calor y las condiciones secas elevan el riesgo de incendios forestales en toda la región, una preocupación permanente en California mientras Arizona batalla con monstruosos incendios y Colorado encara riesgos similares.

En cuanto al norte de California, los pronósticos no son de calor severo por ahora, pero la región sufre por escasez de agua que tiene a millones de habitantes en situación de emergencia.