Cómo obtener el crédito fiscal para la compra de vehículos eléctricos en Estados Unidos

Aunque ya existe desde hace una década, el crédito fiscal para vehículos eléctricos ahora cuenta con un incentivo de $7,500 que podría llegar a $12,500 si se aprueban ciertas leyes

Cómo obtener el crédito fiscal para la compra de vehículos eléctricos en Estados Unidos
El crédito fiscal es uno de los incentivos del gobierno de Estados Unidos para promover la compra de vehículos eléctricos.
Foto: Pixabay / Cortesía

Obtener el crédito fiscal para la compra de autos eléctricos se está convirtiendo en una necesidad debido a la rápida transformación que está viviendo la industria en los últimos meses. Este incentivo, creado por el gobierno estadounidense para promover la compra de este tipo de vehículos, se canaliza a través del Formulario 8936 del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos. Este formulario debe completarse para ser presentado con los impuestos y representa la única vía para llegar a obtener el beneficio de $2,500, pero existen algunas condiciones de elegibilidad que también pueden incrementar el valor del crédito:

1. Debe ser un vehículo eléctrico o al menos un híbrido enchufable.

2. Su batería debe incluir al menos 5 kWh de energía de reserva. Cada kWh adicional a esta medida implica un aumento de $417.

En ese sentido, los vehículos con baterías más grandes obtienen mayores beneficios. Esta condición aplica para la F-150 Lightning, la versión completamente eléctrica de la camioneta más vendida de Ford en Estados Unidos. También para otros vehículos como el nuevo Kia Niro EV, un SUV eléctrico que agotó todas las reservas de su primera edición en un solo día. En el caso específico de estos dos ejemplares, el crédito puede alcanzar los $7,500, el monto máximo acordado para este incentivo.

Foto de la línea de camionetas F-150 Lightning de Ford
El interés por los vehículos eléctricos en Estados Unidos se ha disparado luego del lanzamiento de la F-150 Lightning de Ford./ Foto: cortesía Ford.

Por otro lado, el crédito fiscal excluye a ciertos vehículos debido al número de ventas. Cuando una marca ha vendido más de 200,000 vehículos con las características antes mencionadas, automáticamente dejan de ser elegibles. Esto sucede con marcas como Tesla, Chevy, GMC, Buick o Cadillac EV. Los créditos fiscales también excluyen a los vehículos alquilados o usados. Para poder solicitar el beneficio es importante que el vehículo sea completamente nuevo.

Con toda la transformación de la industria automotriz estadounidense, liderada por el presidente Joe Biden, es probable que todos estos beneficios mejoren. Su administración está haciendo importantes inversiones en la producción de vehículos eléctricos e infraestructura de carga en todo el país y, recientemente, se introdujo un proyecto de ley para llevar el crédito fiscal a $12,500. Además, algunos estados como California poseen incentivos propios para beneficiar a los conductores que se decidan a invertir en este tipo de energía. En este estado, el gobierno local ofrece a sus ciudadanos un reembolso de $4,500 por la compra de un vehículo eléctrico a través de su Programa de Recompensas por Combustible Limpio.

También te puede interesar: Electrify America ha lanzado su estación de carga doméstica