Los 15 minutos más difíciles de Eriksen: desplome, atención de Kjaer y del equipo médico

Se debatió entre la vida y la muerte en pleno partido de fútbol. Lo vivido por Christian Eriksen fue otro momento de incertidumbre que esta vez terminó en aplausos

Los 15 minutos más difíciles de Eriksen: desplome, atención de Kjaer y del equipo médico
Así salió Eriksen del campo luego de vivir momentos dramáticos.
Foto: Getty Images

Mano izquierda a la cabeza, mirada perdida, una mascarilla de oxígeno puesta y un pulsioxímetro en el dedo índice de su mano derecha fue la imagen de Christian Eriksen que capturó un fotógrafo mientras abandonaba el Parken Stadion, Copenhague, tras ser reanimado por un equipo médico en pleno juego por la jornada 1 de la Eurocopa 2020.

La incertidumbre en la Eurocopa llegó apenas en el segundo día de competencia tras el susto que vivió el mediocampista Christian Eriksen. Casi al final del primer tiempo fue a recibir un saque de banda y cayó desplomado sobre el césped sobre el minuto 43.

Varios jugadores se percataron que la caída no era casualidad y entró en escena uno de los héroes de la jornada, el capitán Simon Kjaer. El dorsal ‘4’ dignificó su cinta de líder del cuadro danés y corrió en seguida hasta el lugar donde estaba Eriksen para practicarle dos cosas fundamentales en este tipo de casos.

Apartó a todos y tomó el control. Sin perder la calma se aseguró que Eriksen no se tragara la lengua y se ahogara, le despejó la vía respiratoria y lo colocó de costado, una posición recomendada por los médicos en los primeros auxilios. Con los primeros pasos listos, apuraron a los equipos médicos.

Los futbolistas daneses le hicieron un cerco al jugador para que las cámaras no grabaran el momento que Eriksen recibía reanimación cardio pulmonar por el equipo de médicos. El cardiólogo Manuel Marina manifestó su visión médica al diario As para que las personas entendieran lo que pasaba en el césped.

“Parece que ha tenido una parada cardiorrespiratoria. La mayoría de las veces que un jugador entra en parada lo generan cardiopatías. Se ha reanimado y esas maniobras han hecho que recuperara la conciencia. Los primeros minutos son clave en lo que ha sufrido Eriksen. Aplicar un masaje cardiaco, una RCP, y cuando ha llegado el aparato es fundamental. Es una suerte que haya desfibriladores en el campo. Las siguientes horas en la UCI son fundamentales en la recuperación del jugador para evitar que se repita”, declaró.

No fue sencillo reanimarle, el jugador de 29 años de edad seguía sin reaccionar y el silencio en el estadio era aterrador. Las lágrimas de sus compañeros describían el terrible momento, mientras que los jugadores finlandeses caminaban sin saber qué hacer. Todo estaba en manos del cuerpo médico y Dios, para quienes tienen creencias religiosas.

Eriksen daba señales de vida y estabilidad al marcharse en camilla / Getty Images

Abrió los ojos, Eriksen volvió

En medio de la incertidumbre la pareja de Eriksen entró en desesperación y entró a la cancha. Enseguida Kjaer  y Schmeichel fueron a abrazarla y darle un mensaje de aliento mientras su marido se debatía entre la vida y la muerte. Sabrina Kvist Jensen desconsolada lloraba y esperaba un milagro.

No fue sino hasta que pasaron 15 minutos que la expectación tuvo un mensaje de tranquilidad, un pulgar arriba de uno de los doctores fue el primer aviso de que se había triunfado. Eriksen estaba vivo, respirando y estabilizado. Fue trasladado de inmediato a cuidados intensivos en un centro médico y llevaba los ojos abiertos.

“El mensaje de que está despierto significa que Eriksen ha recuperado la circulación a través del corazón por la arritmia y eso significa que sigue vivo. Si está despierto, ese paro cardíaco, a priori, ha tenido pocas consecuencias para él por la rápida diligencia de los que le han tratado”, declaró en ese momento Josep Brugada, cardiólogo del Hospital Clínic, en Carrusel Deportivo.

Por ahora el fútbol quedó en un segundo plano para Eriksen, tuvo una segunda oportunidad de vida y ahora tendrá que recibir los estudios pertinentes para conocer su futuro deportivo.

Lee también: Golazo de Lukaku con dedicatoria especial a Eriksen: “Chris, I love you!”