Las Girl Scouts en Estados Unidos tienen 15 millones de cajas de galletas sin vender

Hay 15 millones de cajas de galletas de Girl Scouts sin vender este año, la organización señala como factor principal a la pandemia, pero líderes locales revelan que hay otros factores preexistentes que debieron tomarse en cuenta

Las Girl Scouts en Estados Unidos tienen 15 millones de cajas de galletas sin vender
Las galletas tienen una vida útil de 12 meses y Girl Scouts buscarán venderlas o donarlas.
Foto: Shutterstock

Las Girl Scouts en Estados Unidos se quedaron este año con 15 millones de cajas de galletas sin vender. Se trata de un exceso de inventario en un nivel sin precedentes que de acuerdo a la organización, fue ocasionado por la pandemia de COVID-19. Sin embargo, también habría factores existentes antes de la pandemia que pudieron afectar las ventas.

Las Girl Scouts normalmente venden alrededor de 200 millones de cajas de galletas al año. La mayoría de las galletas se venden en persona, muchas tropas rechazaron sus tradicionales puestos de galletas por razones de seguridad.

Algunos consejos implementaron estrategias de venta como cabinas de autoservicio, ventas en línea y entrega sin contacto, pero eso no impidió que los consejos se quedaran con miles de cajas de galletas sin vender.

Con la pandemia, era de esperarse una baja en las ventas de galletas pero los cálculos no resultaron tan acertados.

Rebecca Latham, directora ejecutiva de Girl Scouts of New Mexico Trails, dijo a Associated Press que las tropas en su área vendieron 805,000 cajas de galletas el año pasado; este año vendieron poco menos de 600.000. A su consejo le sobraron 22,000 cajas al final de la temporada de ventas a fines de la primavera.

Disminución de membresías

Algunas líderes consideran que en los pronósticos no se consideraron las disminuciones de membresía y su impacto. En 2019 se inscribieron en Girl Scouts casi un 30% menos niñas que en 2009.

Agenia Clark, presidenta y directora ejecutiva de Girl Scouts of Middle Tennessee cree que la plataforma tecnológica adoptada por Girl Scouts no está pronosticando adecuadamente las disminuciones de membresía y su impacto. Clark demandó a las Girl Scouts de los Estados Unidos porque no quiere que su consejo se vea obligado a usar esa plataforma.

Aceite de palma

Otro factor que también intervino en la venta de las galletas es que algunas tropas como la de Jersey City, Nueva Jersey optaron por no vender los bocadillos debido al problema con el aceite de palma.

Un estudio realizado por AP y publicado en 2020 descubrió que el trabajo infantil en Indonesia y Malasia se está utilizando para la cosecha de palma con la que se hacen bocadillos occidentales populares, incluidas las Girl Scout Cookies.

Planean vender o donar las galletas

Las galletas tienen una vida útil de 12 meses. De los 15 millones de cajas de galletas, AP señala que alrededor de 12 millones permanecen con los fabricantes Little Brownie Bakers (Kentucky) y ABC Bakers (Indiana) quienes están trabajando con las Girl Scouts para vender o donar galletas a lugares como bancos de alimentos y el ejército. También las pueden vender a compradores institucionales como prisiones.

Los 3 millones de cajas de galletas restantes las tienen los consejos de Girl Scouts, que también buscan venderlas o donarlas.

La baja en la venta de galletas afecta a los ayuntamientos y las tropas, con lo obtenido por la venta de estos productos costean viajes, infraestructura en los campamentos, actividades, así como cubrir algunos puestos de personal.

Te puede interesar: