Alimentos ultraprocesados en la niñez: aumenta exponencialmente la posibilidad de ser obeso en la adultez

El alto consumo de alimentos procesados promueve los problemas de peso y salud durante la vida adulta; en los Estados Unidos 1 de cada 5 niños están clasificados como obesos, los niños hispanos tienen la mayor prevalencia

Alimentos ultraprocesados en la niñez: aumenta exponencialmente la posibilidad de ser obeso en la adultez
Las bebidas azucaradas son de los productos ultraprocesados más consumidos por los niños.
Foto: PublicDomainPictures / Pixabay

El alto consumo de alimentos ultraprocesados en la niñez promueve una progresión más rápida de peso y medidas de cintura en la adolescencia y la edad adulta temprana según un nuevo estudio. La investigación fue publicada el pasado lunes en la revista JAMA Pediatrics y en el estudio participaron 9,025 niños británicos nacidos en la década de 1990.

Las consecuencias de patrones dietéticos poco saludables durante la infancia que conducen a problemas de obesidad infantil también pueden ocasionar problemas de peso y salud durante la vida adulta.

El consumo de alimentos ultraprocesados ​​se ha asociado con el aumento del riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, cáncer y mortalidad en adultos.

Comida procesada representa más del 60% de las calorías consumidas por los niños

Los investigadores señalan que actualmente los alimentos procesados representan el 65,4% y el 66,2% de la ingesta diaria de calorías entre los niños en edad escolar del Reino Unido y los Estados Unidos.

Los alimentos ultraprocesados ​​tienden a ser nutricionalmente son pobres pero con alto contenido de azúcar libre, sal y grasas saturadas en comparación con las alternativas menos procesadas. El estudio apunta también que estos productos están diseñados para ser baratos, apetecibles, duraderos, convenientes y atractivos.

Entre los alimentos procesados más populares entre los niños que consumen las mayores cantidades de alimentos procesados se incluyen las bebidas a base de frutas, bebidas carbonatadas, alimentos listos para comer y que solo requieren calentarse, así como pan y bollos procesados ​​industrialmente.

Niños con alto consumo de alimentos procesados con mayor aumento de medidas y peso

En el estudio realizado por investigadores del Imperial College London los niños fueron seguidos desde los 7 a los 24 años durante el período de estudio desde el 1 de septiembre de 1998 hasta el 31 de octubre de 2017. Los datos se analizaron desde el 1 de marzo de 2020 hasta el 31 de enero de 2021.

Los investigadores encontraron que los niños de los grupos que comían más alimentos ultraprocesados experimentaron un aumento más rápido año tras año en su índice de masa corporal, peso, circunferencia de la cintura y grasa corporal a medida que crecían que los niños con un menor consumo de alimentos procesados.

Para el estudio hubo cinco grupos de niños de acuerdo a la cantidad de alimentos ultraprocesados ​​que comían. En el grupo más bajo, los ultraprocesados ​​representaron una quinta parte de la dieta, mientras que en el grupo con mayor consumo, la comida ultraprocesada representó más de dos tercios, el 67,8% de su ingesta calórica.

En el estudio se revela que los niños con un mayor consumo de alimentos ultra procesados tenían más probabilidades de tener perfiles socioeconómicos maternos más bajos en comparación con niños con el menor consumo.

A los 24 años de edad, se observó que los niños con el mayor consumo de alimentos ultraprocesados tenían (frente a los de menor consumo) un IMC mayor en 1.2/ m2, de peso en 3.7 kg (8 libras) y una circunferencia de cintura aumentada en 3.1 cm (1. 2 pulgadas) y mayor porcentaje de grasa corporal en un 1. 5%.

Niños hispanos con mayores índices de obesidad

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que la obesidad infantil es un problema grave en los Estados Unidos, que pone a los niños y adolescentes en riesgo de tener mala salud. La prevalencia de obesidad entre niños y adolescentes sigue siendo demasiado alta. Casi 1 de cada 5 niños está clasificado como obeso.

Las estadísticas de los CDC muestran que entre 2017 y 2018, la prevalencia de obesidad fue del 25,6% entre los niños hispanos, el 24,2% entre los niños afroamericanos, el 16,1% entre los niños blancos no hispanos y el 8,7% entre los niños asiáticos no hispanos.

Te puede interesar: