Trabajadores al aire libre en riesgo ante las altas temperaturas del sur de California

En su mayoría inmigrantes, las personas no tienen otra alternativa más que buscar como mantenerse hidratados

Trabajadores al aire libre en riesgo ante las altas temperaturas del sur de California
Los jardineros no han dejado de trabajar a pesar de las altas temperaturas.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Por tercer día consecutivo se registraron temperaturas superiores a los 90 grados en el sur de California, pero  la inclemencia del clima no fue obstáculo para que miles de latinos que trabajan en las calles salieran a cumplir con su deber.

“Aquí traigo mi galón de agua para hidratarme”, declaró Serafín Zavala, un vendedor ambulante que instala su carrito de frituras sobre la avenida Whittier e Indiana, en el Este de Los Ángeles.

Zavala, de 60 años y originario de Puebla, agregó que, para evitar cualquier riesgo para su salud, trabaja solamente 10:00 a.m. hasta las 5:00 p.m.

“Ya con que salga para comer es ganancia”, afirmó.

Esta semana, autoridades del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) alertaron de condiciones peligrosas de calor hasta el sábado.

Serafín Zavala carga a diario un galón de agua para hidratarse todos los días.

“Básicamente, esta semana veremos temperaturas récord, particularmente en Riverside”, dijo la meteoróloga Elizabeth Schenk del NWS. “En 1961 se registraron 115 grados, pero entre el jueves y viernes veremos 119 grados”.

Schenk recomendó limitar las actividades al aire libre, especialmente durante las12:00 y 5:00p.m., beber muchos líquidos, evitar la cafeína y alcohol, vestir con ropa ligera  y colores claros y nunca dejar a los niños o mascotas dentro de los automóviles.

Dichos consejos han sido puestos en práctica por Pablo Peña, un vendedor de flores que instala su carpa por la calle Indiana y Tercera, en el Este de Los Ángeles.

“Yo tengo mi nevera portátil llena  de agua embotellada, jugo y electrolitos para no sufrir  los estragos del calor”, dijo el quintanarroense, propietario de Lupita’s Flowers.

De acuerdo con el NWS, las temperaturas abrasadoras podrían disminuir ligeramente durante el fin de semana.

Sin embargo, en  las regiones del interior y zonas desérticas se mantendrán temperaturas de tres dígitos: 107 en Woodland Hills y 110en Lancaster, mientras que en el Valle del Antílope se espera un máximo de 113 grados y 108 en Santa Clarita.

“Antes teníamos menos problemas con el sol, pero la gente ha ido deforestando también las zonas residenciales y no tenemos muchos árboles donde haya sombra”, indicó Rafael Félix, un jardinero que se encarga del mantenimiento en un complejo de condominios, en la ciudad de Montebello.

“La gente no toma en cuenta que cuando talan demasiado los árboles viejos no se considera que el clima está más caliente y nosotros sentimos el rigor de la temperatura”, agregó.

Este criterio lo compartió su compañero de trabajo, el salvadoreño Antonio Santos, de Soyapango.

“El calor está que arde; por eso nosotros traemos camisa de manga larga, pues queremos evitar cualquier tipo de cáncer en la piel”, declaró Santos.

En efecto, Marilyn Jiménez Dávila, portavoz de la Cruz Roja Americana, expresó a La Opinión que el calor excesivo puede ocasionar quemaduras de sol, calambres por calor, agotamiento por calor y golpe de calor.

“Si alguien experimenta calambres por calor en las piernas o el abdomen, se debe trasladar a la persona a un lugar fresco y descansar, estirar ligeramente el músculo afectado y rehidratarlo con medio vaso (unas 4 onzas) de agua fría cada 15 minutos”, dijo.

Por su parte, Isabel Reyes, una vendedora poblana de tamales, champurrado, tortas y jugos naturales dijo que sus ventas frente al Parque Salazar del Este de Los Ángeles comienzan a las 6:00 a.m. y se va a casa a las 9:00 a.m.

“El calor no se aguanta en ningún lado; yo siempre me traigo mi sombrilla, pero hoy se me olvidó”, manifestó la comerciante.

Muntu Davis, oficial de salud del condado de Ángeles destacó que, si bien es muy importante que todos tengan especial cuidado  consigo mismos, “es igualmente importante estar pendientes de los demás, en particular aquellos que son especialmente vulnerables a los efectos nocivos de las altas temperaturas: niños, ancianos y sus mascotas”, dijo. “Las altas temperaturas no son solo un inconveniente, pueden ser peligrosas e incluso mortales”, añadió.