Las solicitudes de desempleo se incrementan hasta 412,000, al tiempo que 25 estados están a punto de eliminar los beneficios extra

El número de estadounidenses que solicitaron una prestación por desempleo aumentó la semana pasada por primera vez desde abril a pesar de que la economía se está recuperando. En su mayoría son residentes de Pensilvania y California

Las solicitudes de desempleo se incrementan hasta 412,000, al tiempo que 25 estados están a punto de eliminar los beneficios extra
Este fin de semana 8 estados más pondrán fin a las prestaciones de desempleo.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels
Regreso a Clases

El número de solicitudes de prestaciones por desempleo aumentó en 37,000 la semana pasada hasta alcanzar las 412,000 solicitudes, según informó este jueves el Departamento de Trabajo.

El número de nuevas solicitudes de desempleo representa el número de personas que solicitaron el subsidio durante la semana anterior, en su mayoría se trata de residentes de Pensilvania y California. La nueva cifra superó las expectativas de los pronósticos que eran de 359,000. La cifra también es superior a la de la semana anterior, en la que se registraron 375,000 solicitudes.

Las solicitudes semanales de subsidio de desempleo son observadas con atención mientras la economía de Estados Unidos se recupera ya que los últimos informes mensuales sobre el empleo no han sido muy buenos y aumenta la preocupación de que el país pueda sufrir una escasez de mano de obra.

El mes pasado la economía se quedó ligeramente por debajo de las expectativas al añadir 559,000 nuevos puestos de trabajo, una cifra que estuvo por debajo del nivel esperado que era de 650,000, sin embargo, continúa siendo positiva si tomamos como referencia al mes anterior.

En abril sólo 278,000 nuevos puestos de trabajo se añadieron a la economía estadounidense, una cifra por debajo a las previsiones de casi un millón de empleos adicionales.

El informe de las solicitudes de esta semana es importante ya que es el primero después de que algunos estados han comenzado a optar por no participar en el programa de seguro de desempleo que entrega $300 dólares semanales de ayuda federal. Los gobernadores argumentan que la ayuda ha estado frenando la mano de obra al incentivar el cobro de mayores prestaciones.

Los estados de Alaska, Iowa, Mississippi y Missouri, que juntos tienen una población de unos 13 millones de habitantes, fueron los primeros que decidieron poner fin al programa de prestaciones federales el pasado fin de semana.

Casi la mitad de los estados eliminarán el programa federal durante las próximas semanas, aunque la fecha de expiración del programa es el 6 de septiembre.

Se estima que en promedio las prestaciones que una persona recibe por parte de la federación más la ayuda que otorgan los estados, permite que las personas sin empleo puedan obtener casi el doble del salario mínimo.

Un reciente estudio del sitio de empleo Indeed descubrió que la actividad de búsqueda de empleo aumentó en los estados que optaron por no seguir participando en el programa federal.

Te podrá interesar: