Cierre de la frontera México-EE.UU. por Covid-19: comerciantes estadounidenses se quejan de sufrir pérdidas millonarias sin los clientes mexicanos

Las medidas restrictivas han repercutido en que las ventas, sin los consumidores mexicanos, cayeran de $890 millones de dólares, en la actualidad, representan únicamente $250 millones dólares, es decir hay una pérdida de $640 millones de dólares

Las restricciones por parte de las autoridades estadounidenses para dejar pasar a los mexicanos al país a realizar compras han dejado números negativos en el comercio de la zona fronteriza.
Las restricciones por parte de las autoridades estadounidenses para dejar pasar a los mexicanos al país a realizar compras han dejado números negativos en el comercio de la zona fronteriza.
Foto: GUILLERMO ARIAS / AFP / Getty Images

Las relaciones comerciales para los estadounidenses y para los mexicanos son fundamentales para ambas economías, en especial para todos aquellos que viven en las zonas de la frontera, pues el movimiento que se genera en ambas partes de la frontera estimula las finanzas locales y puede ayudar a aminorar los efectos negativos que ha traído la pandemia.

Con la llegada de la pandemia la zona fronteriza fue cerrada lo que ocasionó un impacto negativo para los estados que son parte de esta zona, ya que las pérdidas económicas han sido cuantiosas para las pequeñas y medianas empresas tanto estadounidenses como mexicanas.

Luego de más de un año de restricciones, dirigentes comerciales de la frontera estadunidense anticipan una reapertura gradual gracias al avance de la vacunación en los estados limítrofes mexicanos. Pese a esto, lo líderes plantearon que las restricciones son una forma de discriminación contra los residentes fronterizos mexicanos.

De acuerdo con EFE, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Ysidro, Jason Wells consideró que “es discriminación porque las restricciones se aplican únicamente en la frontera”. Según Wells hay mexicanos con visa de turista “que pueden volar a ciudades al norte de la frontera sin ningún problema”.

Bajo dicho referente, el líder de la Cámara de Comercio añadió que las posturas restrictivas se pueden considerar como discriminatorias “porque impacta sólo a los mexicanos, puedes vienes con visa de turistas desde prácticamente cualquier otro país en Latinoamérica en un vuelo sin ningún problema”.

El posicionamiento de Wells cobra sentido ya que miles de mexicanos necesitan viajar a las zonas estadounidenses, no únicamente al área de San Ysidro, sitio que pertenece a San Diego, no sólo con fines comerciales, sino incluso laborales, por tal motivo hay una molestia por parte de los involucrados en los temas que atañen al comercio.

Para muchos las restricciones no han sido sencillas por la importancia del intercambio económico que se da en esta región, tal es el caso del mexicano Daniel Carmona, quien es habitante de Ciudad Juárez, Chihuahua, quien semanalmente necesita cruzar la frontera al Paso, Texas, para adquirir algunos productos que oferta en su negocio en aquella ciudad.

Carmona cuenta en entrevista con La Opinión que “ha sido complicado poder adquirir los productos para mi negocio con las restricciones sanitarias. Afortunadamente, tuve la oportunidad de vacunarme y así ha sido más sencillo el tránsito al Paso, pero es muy importante que las medidas sean más flexible para no afectar el comercio en los dos países”.

Jason Wells opinó que las medidas restrictivas han repercutido en que las ventas, sin los consumidores mexicanos, cayeron de $890 millones de dólares, en la actualidad, representan únicamente $250 millones dólares, es decir hay una pérdida de $640 millones de dólares solamente en el área de San Diego. Hasta el momento, no se ha dado a conocer cuál ha sido el impacto económico general en toda la zona fronteriza con México.

También te puede interesar: Inflación al alza: Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, reconoce su incremento, pero asegura que se mitigará en el largo plazo