Los republicanos del Senado bloquean la reforma electoral impulsada por los demócratas

Los 50 senadores demócratas se unieron para votar a favor de la medida que buscaba contrarrestar las restricciones al voto a nivel estatal, pero fallaron en obtener el apoyo de al menos 10 republicanos

Los republicanos del Senado bloquean la reforma electoral impulsada por los demócratas
El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Los republicanos en el Senado bloquearon este martes una propuesta de reforma electoral para ampliar el acceso al voto, que era impulsada por los demócratas.

La Cámara Alta del Congreso, controlada por los demócratas, llevó a cabo una votación de procedimiento sobre la versión enmendada de la Ley para el Pueblo (For The People Act) y aprobada por la Cámara de Representantes, que necesitan que al menos 10 senadores republicanos se unieran a los 50 demócratas para superar el umbral necesario de 60 votos, lo cual no sucedió.

La medida fue votada en líneas partidistas, con 50 votos republicanos en contra y 50 demócratas a favor, 10 menos de los que se necesitaban para llevar el debate al pleno.

Entre las medidas que contempla el proyecto de ley está exigir 15 días de voto anticipado y voto por correo. Además, impone nuevos límites a la financiación de las campañas electorales y exige a los candidatos presidenciales publicar sus declaraciones de impuestos.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, calificó el proyecto de ley como un esfuerzo para responder a las restrictivas leyes de voto en estados liderados por el Partido Republicano, como Georgia, pero señaló que la votación de procedimiento simplemente es un trámite que permite el debate y un proceso de enmienda que dará forma al proyecto final.

“No es una votación sobre una política concreta. No es una votación sobre este o aquel proyecto de ley. Es una votación sobre si el Senado debe simplemente debatir el derecho al voto“, dijo Schumer el lunes.

“El expresidente Donald Trump, encendió un fuego en las legislaturas estatales republicanas con sus despreciables mentiras y ahora estas han lanzado el mayor esfuerzo de supresión del voto de los últimos 80 años”, aseguró el demócrata.

Schumer criticó de antemano a los republicanos por oponerse a la votación, alegando que el Partido Republicano “ni siquiera quiere debatir” la cuestión.

El líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, declaró el lunes que la reforma electoral no avanzará, por lo que prometió una oposición republicana suficiente. Además, afirmó que el proyecto de ley fue “diseñado para fracasar” por los demócratas, quienes incluyeron intencionadamente fragmentos partidistas a los que se oponen.

McConnell calificó la legislación como una “propuesta radical” destinada a “amañar las reglas de las elecciones estadounidenses permanentemente, permanentemente a favor de los demócratas”. “Por eso el Senado no dará cuartel a esta desastrosa propuesta”, especificó.

La legislación está impulsada por 49 miembros demócratas del Senado. El único que se resiste, el senador Joe Manchin por West Virginia, ha abierto la puerta a apoyar una versión de compromiso y votó junto con su partido en la moción de procedimiento.

Los principales congresistas republicanos lo han rechazado de pleno.

El senador por Missouri Roy Blunt, miembro del equipo de liderazgo de McConnell, adelantó a la prensa el lunes que se esperaba que la bancada republicana votara en bloque contra la reforma, como ocurrió más tarde.

Tras la derrota de este martes, los demócratas se enfrentan de nuevo a la presión para sacar adelante el proyecto de ley, aunque actualmente no tienen los votos para hacerlo.

Un sondeo de la Universidad de Monmouth publicado el lunes reveló que los votantes registrados están a favor de las disposiciones clave del proyecto de ley. El 69% apoya las directrices nacionales para permitir el voto por correo y el voto en persona en todos los estados, en comparación con el 25% que se opone.

La encuesta también puso de manifiesto que la obligatoriedad de presentar un documento de identificación que incluya una fotografía, una medida que no forma parte del proyecto de ley demócrata, cuenta con el apoyo del 80% de los estadounidenses.

El expresidente Barack Obama aseguró el lunes que es “inaceptable” que los republicanos bloqueen el debate sobre la Ley para el Pueblo “tras una insurrección, con nuestra democracia en juego”.

Por Sahil Kapur – NBC News