Aprende a interpretar la limpia con un huevo: el significado cuando se rompe o salen burbujas

El ritual de la limpia con un huevo es de los más populares, pero también de los más complicados de interpretar. En esta guía aprenderás los conceptos básicos para descubrir si tienes negatividad

El huevo que se usará en una limpia debe ser lo más fresco posible.
El huevo que se usará en una limpia debe ser lo más fresco posible.
Foto: VViktor / Pixabay

Una limpia con un huevo es uno de los rituales más populares para eliminar las energías negativas, neutralizar el mal de ojo y abrir los caminos cuando hay la sensación de estancamiento.

Espiritualmente, el huevo simboliza la creación de la vida, el renacimiento, la resurrección, la prosperidad y la riqueza. En prácticamente cualquier hogar del mundo existe este alimento, por ello, es común que sea uno de los elementos más usados con fines esotéricos.

Se dice que también absorbe males físicos menores como dolores leves de cabeza, malestar general y revitaliza el estado de ánimo cuando hay tristeza o depresión moderada.

Cuándo hacer una limpia con un huevo

El ritual de la limpia del huevo es uno de los más sencillos y económicos, solo necesitas un huevo, un vaso de agua y una pequeña pizca de sal.

Es recomendable hacerlo cuando te sientes cansado o decaído, pierdes tu empleo o sufres gastos inesperados, si sufres insomnio, pesadillas o accidentes leves inexplicables, cuando deseas comenzar un proyecto, un negocio o estudio, si deseas despojarte de la negatividad, un trabajo de brujería, amarre o magia negra y cuando tienes la percepción de que tus caminos están bloqueados por alguna energía.

El momento lo indica tu percepción, por lo que también es ideal para mantener protegidos a tus seres queridos.

Cómo hacer una limpia con un huevo

La mayoría de los esotéricos coinciden que el huevo tiene que ser lo más fresco posible, es decir, no haber pasado por la nevera o refrigerador. Si compras el huevo en el supermercado (donde no hay forma que estén recién salidos de la gallina) déjalo por espacio de 4 horas fuera de la nevera antes de realizar la limpia.

El ritual se puede hacer cualquier día de la semana, sin embargo, según las recomendaciones del sitio especializado Abrecaminos.net, es mejor realizarlo los días domingos o lunes para comenzar con fuerza la semana.

La habitación donde realizarás la limpia debe transmitir tranquilidad y tener una ventana, ya que por ahí escaparán las energías negativas. Otra sugerencia es acompañar el ritual con una varita prendida de incienso de sándalo.

Procedimiento

1. Vístete de tonos claros de preferencia blanco.
2. Ponte de pie y agarra el huevo con tu mano derecha.
3. Pásalo por todo tu cuerpo haciendo círculos pequeños comenzando por tu cabeza y terminando en los pies, en el siguiente orden: cabello y frente; ojos, boca y cuello; hombros, pecho, brazos y abdomen; y para finalizar, las piernas, rodillas y los pies. Procura no tocar tu piel ni ropas.
4. El huevo comenzará a absorber toda la negatividad que esté encima de nosotros. Ahora, el paso siguiente es romperlo y verter su contenido en un vaso con una pizca de sal, elemento que se encargará de neutralizar las malas energías.

Es sumamente importante que ni yema ni la clara toquen tu piel. En caso de que pase un accidente y rompas el huevo durante el ritual, limpia los restos, pon sal donde haya caído o salpicado el contenido y vuelve a repetir el procedimiento.

Si deseas hacer esta limpia a otra persona, como tu esposo, hijo, hermano, etc., haz el mismo procedimiento, pero prende una vela blanca para que sus energías no te afecten a ti.

Cómo interpretar el huevo en el vaso con agua

Aparición de burbujas: si notas que hay burbujas en el agua significa que la energía negativa fue neutralizada correctamente.
Si el agua se oscurece: significa que hay demasiada carga de energía negativa. Necesitarás otra limpia pasadas 24 horas.
Si el huevo flota: el huevo normalmente debe caer al fondo, pero si flota significa que aún hay algo de negatividad en ti y deberás volver a repetir el ritual al día siguiente.
Si la clara o la yema lucen oscuras: la clara debe permanecer en tonos blancos y la yema amarilla o anaranjada, pero si notas que cambian su color quiere decir que tienes malas vibras o te hicieron algún trabajo de brujería.
Aparición de puntos de colores: alerta que podrías padecer un problema de salud o psicológico.
Olores desagradables: cuando hay un olor desagradable en el vaso es porque estabas cargado con energía negativa, si no percibes nada, solo el olor habitual del huevo, significa que estas limpio.
Manchas que parecen sangre: significa que eres víctima de un trabajo de brujería o magia negra. Deberás repetir el ritual al día siguiente.
Figuras de rostros: es una señal de un enemigo cerca. Si la cara es alargada corresponde a un hombre, si es redonda a una mujer.
Figura de un ojo: cuando notas que hay una figura de un ojo significa que fuiste víctima del mal de ojo. Si el huevo queda flotando, aún te echan esta maldición; si se fue al fondo no debes preocuparte.
La clara parece una tela de araña: indica presencia de conflictos y obstáculos que te impiden seguir con tu camino.
Presencia de picos: Si la clara forma picos que van desde el fondo hasta la parte superior señala que eres víctima de envidias y habladurías. Si están al revés, es decir, van de la parte superior a la inferior, son preocupaciones sin sentido.

Te puede interesar: Qué rituales hacer para cortar los lazos energéticos de tus ex parejas sexuales

Consulta tu horóscopo
de hoy