El presidente Joe Biden anunció su apoyo al plan de infraestructura bipartidista del Senado

Este proyecto, que 21 senadores demócratas y republicanos negociaron en las últimas semanas, asciende a $1.23 billones de dólares, casi un 50% menos del costo del plan original presentado por Biden

El presidente Joe Biden anunció su apoyo al plan de infraestructura bipartidista del Senado
Biden aceptó el plan de infraestructura bipartidista del Senado.
Foto: SARAH SILBIGER / POOL / EFE

WASHINGTON – El presidente Joe Biden describió este jueves el acuerdo recién alcanzado para aprobar un plan de infraestructura valorado en $1.2 billones de dólares como un “gran paso” en la competición con China.

“Hemos alcanzado un acuerdo”, afirmó Biden en la Casa Blanca rodeado por el grupo de senadores, al referirse al plan de infraestructura que representa una gran inversión para modernizar la avejentada red de infraestructuras en Estados Unidos.

“Este acuerdo envía la señal al mundo de que podemos funcionar, dar resultados y hacer cosas significativas”, dijo Biden en una declaración desde la Casa Blanca.

Joe Biden aseguró que el pacto del plan de infraestructura bipartidista del Senado, cerrado con senadores republicanos y demócratas, y que aún debe recibir el visto bueno del Congreso, supone “la mayor inversión en transporte público de la historia de Estados Unidos”.

“Estamos en una carrera con China y con el resto del mundo por el siglo XXI, y ellos no están esperando. Están invirtiendo decenas de miles de millones de dólares en todas partes”, subrayó Biden.

Añadió que la duda para muchos es si “las democracias pueden competir con lo que hacen las autocracias”, en el plano económico, y el acuerdo recién alcanzado en Washington “es un gran paso” en ese sentido.

Biden reconoció que no puede “garantizar” que el Congreso vaya a aprobar el acuerdo alcanzado este jueves, y dejó claro, además, que no firmará una ley sobre el tema si no va de la mano de otro paquete de gasto al que se oponen los republicanos, lo que puede complicar las perspectivas del proyecto.

Según datos aportados por la Casa Blanca en un comunicado, el plan estará valorado en $1.2 billones de dólares a lo largo de 8 años y contempla nuevas inversiones en infraestructuras por valor de $579,000 millones de dólares.

Dentro de esas nuevas inversiones, hay $312,000 millones de dólares que irán a parar al sector de los transportes para proyectos de carreteras, puentes, ferrocarriles, autobuses eléctricos, puertos y aeropuertos, entre otros.

La propuesta del plan de infraestructura bipartidista del Senado destina, además, $266,000 millones de dólares en nuevas inversiones para “otras infraestructuras”, como el sistema de aguas, la banda ancha y la paliación del impacto de la crisis climática.

Biden indicó que el plan permitirá “la creación de millones de puestos de trabajo” en las labores de reconstrucción de puertos, aeropuertos, puentes y carreteras.

En las negociaciones previas, el mandatario había rebajado el importe del plan, que ubicó en un primer momento en $2.3 billones de dólares, tras las críticas de los republicanos por considerarlo excesivo.