Beber demasiada agua también puede ser malo: puede provocar sobrehidratación

Ingerir más agua de la que tu cuerpo pierde puede ocasionar sobrehidratación. Cuando la sobrehidratación ocurre rápidamente se desarrollan vómitos y problemas con el equilibrio, los síntomas pueden empeorar hasta las convulsiones

La sobrehidratación es más común entre las personas cuyos riñones no excretan la orina normalmente.
La sobrehidratación es más común entre las personas cuyos riñones no excretan la orina normalmente.
Foto: Cottonbro / Pexels

El agua es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Se requiere beber suficiente agua diariamente para ayudar a restaurar los líquidos perdidos a través del metabolismo, la respiración, la sudoración y la eliminación de desechos. Pero beber demasiada agua también puede ser contraproducente y ocasionar sobrehidratación.

Sobrehidratación

La sobrehidratación ocurre cuando el cuerpo ingiere más agua de la que pierde. Beber demasiada agua o no tener una forma de eliminarla puede hacer que se acumulen los niveles de agua.

La Escuela de Salud Pública de Harvard explica que el exceso de agua corporal total diluye los niveles de sodio en sangre. La hiponatremia es una peligrosa condición en la que los niveles de sodio en la sangre bajan demasiado.

Síntomas. El Manual MSD señala que en una sobrehidratación moderada pueden aparecer síntomas leves como distracción y letargo. Cuando la sobrehidratación ocurre rápidamente se desarrollan vómitos y problemas con el equilibrio. Si la sobrehidratación empeora, puede desarrollarse confusión, convulsiones o coma.

El cuerpo generalmente puede excretar agua adicional a través de la orina o el sudor. Beber grandes cantidades de agua generalmente no causa sobrehidratación si la glándula pituitaria, los riñones, el hígado y el corazón funcionan normalmente.

“Exceder la capacidad del cuerpo para excretar agua, un adulto joven con función renal normal tendría que beber más de 6 galones de agua al día de forma regular”, indica el Manual MSD.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir una sobrehidratación?

Harvard explica que las personas muy activas físicamente, como los triatletas y los corredores de maratón, corren el riesgo de padecer hiponatremia, puesto que tienden a beber grandes cantidades de agua y al mismo tiempo pierden sodio a través del sudor.

El Manual MSD señala que la sobrehidratación es más común entre las personas cuyos riñones no excretan la orina normalmente; ciertos medicamentos, como algunos antidepresivos, también pueden causar sobrehidratación en personas susceptibles.

El síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética estimula a los riñones a conservar agua cuando no se necesita, lo que también podría llevar a una sobrehidratación.

Cuánta agua beber

Las necesidades exactas de líquidos de cada persona varían. La fiebre, el ejercicio, la exposición a climas de temperaturas extremas y la pérdida excesiva de líquidos corporales por vómitos o diarrea aumentarán las necesidades.

Harvard comparte que como guía, no como objetivo, la Academia Nacional de Medicina sugiere una ingesta de líquidos diarios de aproximadamente 13 tazas para hombres y 9 tazas para mujeres sanas. Cada taza equivale a 8 onzas. Las personas con cuerpos pequeños pueden requerir menos cantidades.

Dana Cohen, médico de medicina integrativa y coautor de Quench, señala que es imposible dar a todos exactamente la misma regla. Aconseja beber la mitad de tu peso (libras) en onzas.

Te puede interesar: