Baterías de metal de litio: la nueva propuesta para hacer los autos eléctricos más baratos y eficientes

A pesar de su creciente auge en Estados Unidos, los autos eléctricos siguen siendo costosos en comparación con los de combustión interna, pero esa realidad está por cambiar gracias a las baterías de metal de litio

Con sede en Silicon Valley, Cuberg es una de las empresas al frente de esta nueva tecnología.
Con sede en Silicon Valley, Cuberg es una de las empresas al frente de esta nueva tecnología.
Foto: Cuberg / Cortesía

Con el auge de los vehículos eléctricos en Estados Unidos, cada día se reportan nuevas tecnologías que aceleran el paso de la industria automotriz hacia la electrificación. Uno de los avances más recientes está relacionado con una empresa emergente fundada en Silicon Valley, California, cuyas baterías de metal de litio podrían convertirse en la clave para hacer de los autos eléctricos una opción mucho más asequible, pero también más eficiente.

Nacida en 2015, Cuberg encuentra sus orígenes en la Universidad de Stanford, pero hace unos meses fue adquirida por Northvolt, la compañía sueca especializada en baterías de iones de litio dirigidas a todo tipo de vehículos eléctricos. Northvolt se encuentra en este terreno desde 2017 con un objetivo muy ambicioso: llegar a construir la batería más ecológica de todo el mundo y es allí donde Cuberg toma protagonismo gracias a su tecnología de celdas de metal de litio, algo completamente novedoso.

Foto de varias celdas de batería Cuberg de metal de litio
Cuberg fue adquirida por Northvolt, una compañía que espera aplicar esta tecnología en vehículos eléctricos./ Foto: cortesía Cuberg.

Las baterías de Cuberg —también llamadas Li-metal por la empresa— superan en rendimiento a las actuales baterías de iones de litio, al menos en un 70%. Esto se debe a que las celdas de metal de litio desarrolladas por esta empresa terminan siendo energéticamente más densas y suponen un precio de producción mucho más bajo, dos atributos que las llevarían a convertirse en una opción muy atractiva para la mayoría de los fabricantes en la industria automotriz. Otro punto a favor de esta nueva tecnología es que no implica nuevos procedimientos o exigencias especiales, puede perfectamente fabricarse bajo los mismos estándares de las actuales baterías de iones de litio, un terreno sobre el cual Northvolt tiene completo dominio y experiencia.

Foto de Richard Wang, cofundador y director ejecutivo de Cuberg
Richard Wang es cofundador y director ejecutivo de Cuberg./ Foto: cortesía Cuberg.

Si todo marcha como debe, los productos de Cuberg se unirán muy pronto a la gama de opciones de energía limpia que ahora se expande en todo el mundo y en la cual están participando otras empresas como General Motors, que ha aumentado su inversión en el desarrollo de sus celdas de batería Ultium para vehículos eléctricos. La tecnología desarrollada por Cuberg está validada por el Departamento de Energía de Estados Unidos, un organismo que cuenta entre sus patrocinantes. Además, está respaldada por una buena lista de inversionistas entre los que figuran la Comisión de Energía de California y Boeing HorizonX Ventures. Por ahora, su uso ha sido reservado a la aviación eléctrica, una naciente industria que sellará su futura aplicación en autos eléctricos.

También te puede interesar: El nuevo Air de Lucid Motors podría ser la competencia del Model S de Tesla