Quiénes son James Solages y Joseph Vincent, los dos ciudadanos estadounidenses detenidos por el asesinato del presidente de Haití

Los dos haitianos estadounidenses se encuentran entre las 17 personas arrestadas después de que hombres armados asesinaran a Jovenel Moïse e hirieran a su esposa en su casa en Puerto Príncipe

Los sospechosos del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise fueron presentados a los medios.
Los sospechosos del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise fueron presentados a los medios.
Foto: STR / AFP / Getty Images

Dos hombres estadounidenses con vínculos con el sur de Florida están acusados de participar en el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moïse.

Al igual que con otros aspectos del impactante magnicidio ocurrido esta semana en Haití, el misterio envuelve los pocos detalles que se han podido conocer sobre ellos, según The Miami Herald.

Las autoridades haitianas identificaron el jueves al haitiano-estadounidense James J. Solages, de 35 años, como uno de los capturados en la persecución de los asesinos del presidente Jovenel Moïse.

Posteriormente identificaron a un segundo hombre haitiano-estadounidense, Vincent Joseph, de 55 años, así como a cuatro ciudadanos colombianos.

En total, hubo 28 presuntos asesinos, dijo la Policía Nacional de Haití, y señaló que 26 son colombianos y solo dos haitianos-estadounidenses: James Solages y Joseph Vincent.

Durante una conferencia de prensa el jueves por la noche, los presuntos asesinos capturados fueron llevados a una sala de conferencias con periodistas, donde la policía señaló a Solages y Joseph, y en un momento los acercó al centro de una pared donde estaban sentados en el suelo con las manos restringida a sus espaldas.

No lejos de los hombres había dos largas mesas llenas de armas, machetes, chalecos antibalas y teléfonos móviles.

No está claro por qué el gobierno haitiano cree que Solages y Joseph están involucrados en la muerte del presidente de Haití, cuánto tiempo habían estado en el país, cómo y cuándo llegaron allí o incluso cuál fue su motivo.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que están al tanto de las acusaciones contra los dos ciudadanos estadounidenses, pero no pudieron abordar los cargos con ningún detalle, debido a preocupaciones de privacidad.

A última hora del jueves, se confirmó que Solages había trabajado una vez para una empresa que contrató para brindar seguridad a la Embajada de Canadá en Haití. Fue uno de los pocos detalles que surgieron sobre él.

Los registros públicos muestran que Solages vivía en Tamarac y no tiene antecedentes penales. La poca huella legal que tiene en los Estados Unidos involucra procesos de divorcio.

Su tía, Victorie Dorisme, le dijo al Miami Herald que se enteró de la acusación por la televisión haitiana y está perpleja por cómo el hombre de mantenimiento del sur de Florida se convirtió en un presunto asesino internacional.

Se sabe mucho menos sobre Vincent Joseph. Las autoridades haitianas dijeron que vive o vivía en Miami. Hay poca huella pública sobre Joseph.