La mascarilla facial volverá a ser obligatoria en lugares cerrados del condado de Los Ángeles

Las autoridades angelinas dijeron que todas las personas tendrán que usar la mascarilla en lugares públicos cerrados a partir de las 11:59 pm de este sábado ante nueva ola de casos de coronavirus

La mascarilla vuelve a ser obligatoria para todos en tiendas y otros lugares cerrados de Los Ángeles.
La mascarilla vuelve a ser obligatoria para todos en tiendas y otros lugares cerrados de Los Ángeles.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Las autoridades de salud del Condado Los Ángeles anunciaron este jueves que el uso de mascarilla facial de nuevo será requerido para todos en lugares públicos cerrados debido al alza en casos de coronavirus.

El nuevo mandato entrará en efecto este sábado 17 de julio a las 11:59 pm y no se descartan medidas adicionales si la tendencia de contagios continúa.

Usar mascarilla en interiores como tiendas, restaurantes y oficinas era solo una recomendación desde la reapertura económica del condado y del estado durante el mes pasado.

California también anunció el 17 de junio que los trabajadores completamente vacunados en el estado podían dejar de usar la mascarilla en sus lugares de trabajo, incluyendo en interiores. Pero eso cambia ahora.

En el lapso de la última semana se ha registrado un marcado incremento de casos en el condado más poblado del país, con un promedio de más de 1,000 por día. Un funcionario de salud dijo durante el anuncio del mandato que este jueves se reportaron 1,537 nuevos casos.

Mucha gente en Los Ángeles ha dejado de usar la mascarilla por completo, incluyendo en lugares cerrados, una mala práctica considerando que hay millones de personas no vacunadas.

Hasta el último reporte, han sido administradas 10.7 millones de dosis de la vacuna del COVID-19 en el condado de Los Ángeles, de las cuales 5.9 millones fueron de la primera dosis, 4.7 millones de la segunda y 425,000 de la dosis única de Johnson & Johnson.

En total, 5,067,109 angelinos han sido completamente vacunados, lo que representa un 61% de los residentes.

El alza ha sido especialmente preocupante por la presencia de la nueva variante Delta del coronavirus. Y han abundado casos de contagios de COVID-19 incluso en personas vacunadas.