Por qué mi auto pierde fuerza en las subidas

Cuando suben una pendiente, la falta de potencia en los autos puede estar asociada a muchos factores, entre ellos la verdadera capacidad del motor

Muchas veces los sistemas de aire acondicionado restan potencia al motor durante la marcha.
Muchas veces los sistemas de aire acondicionado restan potencia al motor durante la marcha.
Foto: Taras Makarenko / Pexels

Las pendientes suelen ser un desafío para algunos autos y muchos de ellos experimentan pérdida de potencia en estos escenarios. Esta falla, que es mucho más común de lo que parece, puede estar asociada a varios factores que, según Mapfre, necesitamos considerar antes de decidir que el auto debe ser sometido a reparaciones:

1. En primer lugar, debemos tener en cuenta la potencia del motor o el número de caballos de fuerza que este puede generar. Algunos autos, destinados al simple desplazamiento por avenidas y a contextos más “citadinos” suelen tener poca potencia. Estos autos, normalmente, están por debajo de los 100 caballos de fuerza y en las pendientes muy pronunciadas tienden a verse muy afectados, sobre todo cuando llevan pasajeros o cuando transportan cierta carga que les genere peso extra.

2. El sistema de aire acondicionado o de climatización en un auto también puede ser responsable de la pérdida de potencia en pendientes. Estos sistemas también demandan energía del motor y cuando están funcionando mientras exigimos potencia al auto, pueden impedir que consigamos el rendimiento que necesitamos.

3. Otra causa puede ser el pobre mantenimiento de los inyectores de gasolina, los cuales pueden fallar por una serie de causas, entre ellas la suciedad y el mal estado. Cualquier irregularidad que impida que este sistema funcione correctamente terminará afectando la potencia del motor porque este no estará recibiendo el flujo de combustible necesario para su buen funcionamiento.

4. Cuando la mezcla en la cámara de combustión posee poca cantidad de aire, la potencia del motor también se verá afectada. En autos con turbo, esto es mucho más evidente porque esta característica exige mayor compresión de aire en el motor para generar potencia, por tanto, el desperfecto se hace mucho más notable.

En muchas ocasiones, el mismo sistema electrónico del auto podría producir esta falla. La Unidad de Control del Motor (ECU, por sus siglas en inglés), responsable del monitoreo constante del desempeño del auto, podría disminuir la potencia de manera preventiva para impedir mayor daño a causa de alguna avería que no hemos detectado. En estos casos, esta unidad genera una señal que se manifiesta en el tablero del auto a través de una luz de advertencia, generalmente la de Check Engine. Cuando esta luz aparece, lo más recomendable es llevar el auto a un experto.

También te puede interesar: Autos eléctricos: estudio afirma que cargarlos al 100% puede disminuir la vida útil de la batería y aumentar las emisiones