Pasadena exigirá a sus empleados estar vacunados contra COVID-19

De sus 2,000 trabajadores, se estima que el 60% ya han sido inoculados; exigirá a las personas usar las mascarillas faciales en interiores

Pasadena exigirá a sus empleados estar vacunados contra COVID-19
Pasadena se convertirá en la primera ciudad del sur de California en obligar a sus trabajadores a estar vacunados.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Pasadena se convertirá en la primera ciudad del sur de California en exigir a todos sus empleados estar vacunados contra el COVID-19.

Este lunes, autoridades locales informaron que también se impondrá el uso de las mascarillas en espacios interiores, sin importar si ya fueron vacunados o no.

De los 2,000 empleados que laboran para la ciudad de Pasadena, aproximadamente el 60% aseguraron ya estar debidamente vacunados.

Funcionarios de Pasadena indicaron que se decidió por tomar estas medidas debido a un significativo incremento en el número de nuevos contagios por el coronavirus, que registró un aumento del 240% desde el pasado 1 de julio.

Pasadena prefiere tomar medidas para prevenir contagios

El 80% de la población de Pasadena ya ha sido vacunada, pero las autoridades locales apuntan a la necesidad de seguir estas medidas debido a que la ciudad recibe muchos visitantes.

Te puede interesar: ‘Estamos viviendo una pandemia de los no vacunados’, médicos de CDC

Se espera que el ordenamiento sobre el uso obligatorio de las mascarillas faciales entre en vigor este miércoles.

Los funcionarios de salud de Pasadena reportaron 51 nuevos contagios entre el sábado y el lunes, pero no más muertes. En total, Pasadena acumula 11,558 casos de COVID-19 y un total de 351 fallecimientos.

Pasadena cuenta con su propio departamento de salud pública, separado del condado de Los Ángeles, y anteriormente se limitaba a recomendar el uso de las mascarillas faciales en interiores.

En Los Ángeles aplican medidas desde el fin de semana

En Los Ángeles, la nueva normativa sobre el uso de mascarillas entró en vigor durante el pasado fin de semana y obliga a las personas a usarlas en los espacios interiores, independientemente de que ya hayan sido vacunados.

Los funcionarios de salud atribuyen el incremento en el número de nuevos enfermos a la presencia de la variante Delta, que es más contagiosa, así como al alto número de residentes que todavía no han sido vacunados en el condado.

Leer más: Frente a repunte de Covid, ordenan otra vez usar mascarilla en interiores.