8 acciones de Biden para detener inmigración de indocumentados

La Casa Blanca dio a conocer la estrategia que se suma a acciones en EE.UU. para reducir la migración irregular; los esfuerzos se impulsan en coordinación con gobiernos de México y Centroamérica

La Administración Biden busca reducir la inmigración irregular.
La Administración Biden busca reducir la inmigración irregular.
Foto: ED JONES / AFP / Getty Images

El Consejo Nacional de Seguridad Nacional de la Casa Blanca dio a conocer la estrategia general del gobierno del presidente Joe Biden para reordenar los procesos migratorios e intentar detener la inmigración de indocumentados desde Centroamérica, principalmente.

La Estrategia de Migración incluye al menos ocho líneas de trabajo interinstitucional y esfuerzo en coordinación con gobiernos de México y América Central.

>> Estabilizar poblaciones con necesidades agudas en medio de desastres naturales, como huracanes.

>> Ampliar el acceso a la protección internacional, es decir, promover la migración a través de programas de asilo y refugio en otros países. Se destaca el incremento del programa en México.

>> Ampliar el acceso a la protección en los países de origen con programas para poblaciones vulnerables que son perseguidas por orientación sexual, violencia doméstica, persecución de pandillas, entre otras.

>> Mejorar y expandir los programas de trabajo temporal en la región con protecciones al trabajador, como visas H-2A y H-2B. Se recuerda la ampliación de estos permisos en el Triángulo Norte.

>> Ayudar y reintegrar a las personas retornadas, a fin de evitar el regreso irregular a los EE.UU. La Administración Biden impulsará programas económicos y sociales en los países de origen, principalmente Centroamérica.

>> Fomentar una gestión de fronteras segura y humana con capacitación a personal de países aliados, incluido México. También se promueven planes para mejorar la tecnología en la detección de traficantes de drogas y personas.

>> Fortalecer la mensajería pública regional sobre migración con campañas, como la recién iniciada en medios radiofónicos por el Departamento de Estado en Centroamérica.

>> Ampliar el acceso a vías legales de protección y oportunidades a los Estados Unidos para quienes viven en el país, esto incluye la ampliación de reasentamiento de menores y mejorar los procesos de asignación de visas.

Las acciones siguen la Orden Ejectuvia firmada el 2 de febrero por el presidente Biden, la cual pidió a distintas agencias desarrollar un plan que ayude a reducir la inmigración irregular.

Se incluyen acciones que dependen de la vicepresidenta Kamala Harris, del secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas; del fiscal general Merrick Garland (por los tribunales migratorios) y del secretario de Estado, Antony Blinken, entre otros funcionarios.

“Es la primera estrategia del gobierno de los EE.UU. centrada en fortalecer los esfuerzos cooperativos para gestionar la migración segura, ordenada y humana en América del Norte y Central”, presume el documento proporcionado por Gobierno.

Destacan los planes sobre los procesos de asilo, los cuales han sido prioridad en la Administración Biden, pero también defiende su enfoque en Centroamérica, a fin de evitar la migración.

“Al mejorar el apoyo humanitario, las protecciones regionales e invertir en la gestión de la migración, Estados Unidos ayudará a construir una región más estable, fortalecerá las vías legales para quienes deben migrar y reducirá la migración irregular”, afirma.

La nueva estrategia, que de algún modo ha ido avanzando en distintas vertientes, con acuerdos con gobierno de México y Guatemala, también cuenta con respaldo de organizaciones internacionales, la sociedad civil, el sector privado, organizaciones multilaterales, instituciones financieras internacionales y el Congreso.