Administración Biden aplica deportación acelerada de ciertas familias completas

El Departamento de Seguridad Nacional toma nuevas acciones en medio de un incremento en la llegada de unidades familiares, ya que se ha triplicado con respecto al 2020 al pasar de 74,960 a 247,418 del actual año fiscal

El DHS retoma estrategia de deportación acelerada de familias.
El DHS retoma estrategia de deportación acelerada de familias.
Foto: John Moore / Getty Images

En marzo, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, advirtió a inmigrantes indocumentados que se aplicaban los procesos de deportación acelerada a adultos, incluyendo a algunas familias, pero éstas tenían una revisión “especial”, sobre todo si viajaban con niños.

Sin embargo, este lunes el gobierno del presidente Joe Biden determinó la implementación de la deportación acelerada a unidades familiares que no pueden ser expulsadas bajo el llamado Título 42, el cual aplica por la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19.

“Ciertas unidades familiares que no pueden ser expulsadas bajo el Título 42 serán colocadas en procedimientos de deportación acelerados”, adelantó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) la noche del lunes.

Agregó que ese procedimiento opera para quienes no tienen ninguna base legal para permanecer en EE.UU., es decir, que las leyes migratorias no les proporcionarían algún tipo de protección, sin dar detalles sobre el proceso.

“La deportación acelerada proporciona un procedimiento legal y expedito para remover aquellas unidades familiares que no tienen una base bajo la ley de los EE.UU. para estar en los Estados Unidos”, indica.

El DHS advirtió a los inmigrantes sobre la inseguridad de viajar hacia Estados Unidos y el riesgo de ser deportados en forma inmediata tras cruzar la frontera como indocumentados.

“Intentar cruzar a los Estados Unidos fuera de los puertos de entrada o eludir la inspección en los puertos de entrada es la forma incorrecta de llegar a los Estados Unidos”, indicó el DHS. “Estos actos son peligrosos y pueden tener consecuencias migratorias a largo plazo para las personas que intentan hacerlo”.

Abogados han explicado a este diario que el ingreso de una persona como indocumentada complica cualquier proceso migratorio legal, pues al momento de solicitar una “green card”, los oficiales cuestiona a los extranjeros la forma en que llegaron al país.

La decisión de la Administración Biden ocurre tras el reciente reporte de que 1.2 millones han llegado a la frontera y tuvieron algún contacto con agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), pero poco más de un millón fueron expulsadas en el transcurso del año fiscal 2021, el cual termina en septiembre.

En total 751,844 personas han sido expulsadas bajo el Título 42 y 324,398 con base en el Título 8, el cual indica que un extranjero no cumple con los lineamientos para petición de asilo.

La llegada de familias completas se ha triplicado con respecto al año fiscal 2020, cuando CBP reportó los casos de 74,960 unidades contra los 247,418 del actual periodo.

La Administración Biden justificó sus nuevas acciones como parte del reordenamiento del sistema migratorio.

“(Se) está trabajando para construir un sistema de inmigración seguro, ordenado y humano”, afirma. “El Departamento de Seguridad Nacional continúa tomando varias medidas para mejorar el procesamiento legal en los puertos de entrada y reformas para fortalecer el sistema de asilo”.