Conoce la mansión que Julio César Chávez convirtió en una clínica contra las adicciones

'El César del Boxeo' ha visto pasar por las habitaciones de su clínica a cientos de pacientes, entre los que está el actor Rafael Amaya, famoso por su papel en 'El Señor de los Cielos'

Julio César Chávez transformó su casa de Culiacán en una clínica de rehabilitación.
Julio César Chávez transformó su casa de Culiacán en una clínica de rehabilitación.
Foto: Mezcalent / Google Maps

El exboxeador mexicano Julio César Chávez, de 59 años y quien es considerado como uno de los mejores pugilistas de todos los tiempos, tuvo una vida llena de altibajos, tal y como él mismo lo confesó hace unas horas, al relatar que por culpa de sus adicciones llegó a cometer varias locuras y a tener pensamientos fuera de lugar, lo que le provocó un doloroso distanciamiento de su familia.

“Estuve a punto de quitarme la vida varias veces con la pistola. Estuve a punto de quitarle la vida a uno de mis hermanos y estuve a punto de quitarle la vida a mucha gente (…) Un día pensé que mi hermano me iba a robar cocaína, agarré la metralleta y se me salió un tiro que le salió muy cerca de su cabeza”, confesó en la reveladora entrevista que tuvo con Jordi Rosado.

‘El Señor Nocaut’, como también es conocido, aprovechó su salida de las adicciones no solo para recuperar a su familia, sino que también para ayudar a los que, como él, pasaron por una pesadilla por culpa de sus vicios, lo que lo llevó a convertir una de sus mansiones en una clínica de rehabilitación.

El inmueble, conocido como Baja del Sol, se ubica en el barrio de Colinas de San Miguel, en Culiacán, en el estado de Sinaloa, y cuenta con todo lo necesario para ayudar a aquellos que están en búsqueda de una segunda oportunidad.

“Nuestras instalaciones proporcionan la tranquilidad, seguridad y confianza que se requiere para facilitar el proceso de rehabilitación de nuestros pacientes”, se lee en la descripción de la clínica que ofrece los servicios de desintoxicación, internamiento, atención médica, atención psicológica, equinoterapia y post tratamiento.

La casa, que fue donde crecieron sus hijos y donde también vivió sus peores días por culpa de la droga y el alcohol, cambió de giro en junio del 2014, fecha en la que comenzó a recibir a sus primeros pacientes bajo el lema: ‘Si yo pude, tú también puedes’.

“Tengo recuerdos muy bonitos y, a la vez, muy tristes. Con el dolor de mi corazón, yo no no quería que fuera clínica, pero viendo toda la problemática que hay en Culiacán, tanta gente que me pide la ayuda y mucha gente me pidió que pusiera una clínica aquí y dije ‘por qué no ponerla en mi casa”, comentó Chávez en plática con Aquiles Castañeda Böhmer.

Durante estos siete años, la clínica ha visto pasar y salir a cientos de pacientes, incluidos algunos famosos, como es el caso de Rafael Amaya, famoso por su papel en ‘El Señor de los Cielos’.

“Lo más importante es que está muy bien ,gracias a Dios, que tomó el camino correcto de la recuperación y eso es lo más importante para él”, confesó la leyenda del ring, en diciembre del 2020, sobre el paso de Aurelio Casillas por su clínica.

¿Cómo era la casa antes de transformarse en una clínica?

Antes de convertirse en una clínica de rehabilitación, Julio César Chávez amaba tener en su cochera una amplia colección de vehículos de colección, deportivos y de alta gama.

La casa constaba también de vestíbulo, de cocina, de comedor, de sala de estar, de sala principal, de sala de televisión, entre otras habitaciones, así como de una piscina con su respectiva área de spa, de gimnasio y de otras amenidades al exterior.

Da clic aquí para ver más imágenes de cómo luce la clínica de Julio César Chávez.

Sigue leyendo:

Así es la casa que Neil Patrick Harris, actor de ‘How I Met Your Mother’, vende en Harlem

Hija de Andrew Cuomo causa polémica por usar camioneta de la policía para su mudanza

Conoce la mansión de Malibú que Paris Hilton se compró poco antes de su esperada boda

¿Lo recuerdas? Así era el apartamento donde Satcha Pretto dio la bienvenida a sus hijos