Usar un sustituto de sal puede reducir riesgo de ataques cardíacos y muerte prematura

Cocinar, condimentar y conservar los alimentos con sustitutos de sal reduciría el riesgo de accidente cerebrovascular, ataques cardíacos y muerte prematura; además de tener una ventaja para la salud, los sustitutos son relativamente baratos

El alto consumo de sodio contribuye a las altas tasas de hipertensión arterial.
El alto consumo de sodio contribuye a las altas tasas de hipertensión arterial.
Foto: Lorena Martínez / Pexels

Cambiar la sal de mesa tradicional por un sustituto de sal contenido reducido de sodio y potasio agregado para cocinar y condimentar los alimentos podría prevenir millones de muertes cada año, según un estudio presentado ante el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología este año.

El alto consumo de sodio contribuye a las altas tasas de hipertensión arterial, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), casi 500,000 muertes cada año están relacionadas con la presión arterial alta, la reducción de la ingesta de sodio podría prevenir miles de muertes al año.

Los sustitutos de la sal no solo serían una opción más saludable, también son relativamente baratos, por lo que serían más rentables, según el profesor Bruce Neal, investigador del George Institute for Global Health.

La mayor parte del sodio que consumimos se encuentra en forma de sal (cloruro de sodio).

En el estudio Sustitutos de Sal y Accidentes Cerebrovasculares aquellos que usaron el sustituto de la sal, los investigadores encontraron que el riesgo de accidente cerebrovascular se redujo en un 14 por ciento, los ataques cardíacos en un 13 por ciento y la muerte prematura en un 12 por ciento.

El uso de un sustituto de la sal, donde parte del cloruro de sodio se reemplaza con cloruro de potasio no muestra efectos dañinos. En el caso de los pacientes con enfermedad renal grave no deben usar sustitutos de la sal, pero también deben evitar la sal común, explica Neal.

Los investigadores del Instituto George están pidiendo que los fabricantes y minoristas de sal de todo el mundo produzcan y comercialicen sustitutos de sal a gran escala. En China, los sustitutos de sal tienen un costo de US $1,62 por kilo frente a US $1,08 por kilo de sal.

Los autores del estudio también sugieren que los consumidores de todo el mundo cocinen, condimenten y conserven los alimentos con un sustituto de la sal, no con sal común. El profesor Neal señala que “si se cambiara la sal por sustitutos de la sal en todo el mundo, se evitarían varios millones de muertes prematuras cada año”.

La mayoría de los estadounidenses consumen demasiado sodio, en promedio más de 3,400 mg. Los CDC señalan que reducir la ingesta promedio de sodio de la población a 2,300 mg por día puede ahorrar $ 18 mil millones en dólares de atención médica y reducir los casos de presión arterial alta en 11 millones al año.

La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda no más de 2,300 mg por día y un límite ideal de no más de 1,500 mg por día para la mayoría de los adultos, especialmente para aquellos con presión arterial alta. Una cucharadita de sal tiene 2,300 mg de sodio.

Te puede interesar: