De payasito a estrella de televisión: esta es la historia de éxito de Adrián Uribe

El actor está de fiesta, pues nació un día como hoy, pero de 1972

Antes de convertirse en la gran estrella que es hoy, el actor recurrió un largo y difícil camino.
Antes de convertirse en la gran estrella que es hoy, el actor recurrió un largo y difícil camino.
Foto: Mezcalent

Un día como hoy pero de 1972, nació uno de los actores y comediantes más queridos de la televisión en México y toda Latinoamérica, Adrián Uribe. Aunque el famoso hoy cuenta con un gran repertorio de proyectos bajo su manga, no siempre fue así, y su camino a la cima del éxito fue uno muy largo y lleno de obstáculos.

Nacido en la Ciudad de México y en el seno de una familia humilde, Adrián siempre mostró interés en hacer reír a la gente e interpretar a personajes llenos de sorpresas, por lo que cuando se le planteó la idea de estudiar teatro no lo dudó ni un segundo.

De acuerdo al propio histrión, sus inicios en la comedia se remontan a 1988, cuando a los 16 años y caracterizado como payasito, animaba las tardes de comidas dominicales en un famoso restaurante ubicado al norte de la Ciudad de México, el Mesón del Caballo Bayo.

Hoy, Adrián Uribe recuerda sus humildes orígenes con mucho cariño ya que a pesar de las burlas que le generó dedicarse a ser “un payaso”, él asegura que lo hizo convertirse en el hombre y artista que es.

“Como un hombre que, a pesar de sus defectos, todos los días hizo lo posible por ser mejor ser humano, para ser mejor papá, ser mejor hijo, hermano, compañero, ser mejor artista”, se describió recientemente en una entrevista con Yordi Rosado.

Pero el esfuerzo valió la pena, pues no pasó mucho tiempo antes de que su carisma y talento lo llevara a las pantallas de miles de personas en todo México, todo esto gracias al primer personaje que creó y con el que fue descubierto: Poncho Aurelio.

Desde entonces, la carrera de Adrián Uribe ha ido en ascenso e incluso ha evolucionado, permitiéndole explorar más facetas como artista. Esto lo llevó a protagonizar una telenovela (“Como tú no hay dos”), y conducir varios programas a través de su icónico personaje de “El Vítor”, como lo son: Un Minuto para Ganar VIP y 100 latinos dijeron.

Además, al lado de Ariel Miramontes consiguió su propio programa de comedia “Nosotros los Guapos”, en donde Albertano y El Vítor viven cientos de aventuras que han regalado horas de diversión a los televidentes.

No cabe duda que Adrián Uribe es el claro ejemplo de “querer es poder”, pero sobre todo de que aunque la fama es efímera, solo el trabajo constante es la solución.

Te puede interesar: