Tesla vs NHTSA sobre Autopilot: la entidad pide información sobre el sistema a sus rivales

La NHTSA pidió información a General Motors, Ford, Stellantis, Volkswagen, Toyota, Honda, Nissan y Subaru sobre el funcionamiento de sus sistemas de asistencia al conductor similares al Autopilot de Tesla

El sistema de asistencia al conductor de Tesla sigue siendo investigado por la NHTSA.
El sistema de asistencia al conductor de Tesla sigue siendo investigado por la NHTSA.
Foto: Tesla / Cortesía

La NHTSA está solicitando información sobre conducción semiautónoma a otros fabricantes, conforme avanza en su investigación sobre el Autopilot de Tesla. Según informa RoadShow, la lista incluye a General Motors, Ford, Stellantis, Volkswagen, Toyota, Honda, Nissan y Subaru, marcas que disponen de sistemas de asistencia al conductor de nivel 2, similares a los que operan en los modelos de Tesla que han estado involucrados en accidentes con vehículos de emergencia.

En total, la agencia federal investiga 11 choques con características similares: los autos de Tesla, con piloto automático activo, terminan estrellándose contra vehículos de primeros auxilios o vehículos policiales sin razón aparente, causando daños materiales y lesiones. En esta lista, además, se ha registrado la muerte de una persona a causa de este tipo de incidentes que todavía siguen sumergidos en el silencio de Tesla y de la misma NHTSA como ente regulador. De acuerdo con RoadShow, se ha emitido un plazo de espera para recibir la información: hasta el 3 de noviembre, en el caso de los fabricantes estadounidenses y hasta el 17 de noviembre, en el caso de los fabricantes extranjeros que comercializan sus vehículos en el país.

Foto del interior de un Model Y de Tesla
La NHTSA pretende comparar el funcionamiento del Autopilot con otros sistemas similares existentes en la industria./ Foto: cortesía Tesla.

En los últimos meses, el sistema de asistencia al conductor de Tesla ha llamado poderosamente la atención no solo de la NHTSA y los medios especializados, sino también de algunos senadores de Estados Unidos que han exigido que se investigue a la empresa por asegurar que se trata de un sistema de conducción autónoma, una afirmación que se encuentra implícita en el nombre Autopilot. Según estos senadores, la estrategia de publicidad de la empresa podría estar influyendo en el uso que le dan los propietarios a esta tecnología que, a pesar de tomar el control del auto en ciertos contextos, necesita de la presencia del conductor en caso de que surja cualquier eventualidad.

Se espera que la NHTSA utilice la información recopilada para esclarecer el comportamiento de los autos de Tesla en presencia de vehículos de emergencia. Mientras tanto, a pesar de no haber emitido declaraciones al respecto, la marca ha tomado la decisión de disponer una cámara en la cabina para vigilar el desempeño de los conductores dentro de sus autos, una medida que podría arrojar cierta responsabilidad humana en este tipo de accidentes.

También te puede interesar: Tesla Autopilot: NHTSA exige a la compañía que entregue informes sobre el sistema antes del 22 de octubre