Billie Eilish declaró no entender por qué tiene tantos fans

En entrevista con Drew Barrymore, la cantante de 19 años dijo que todavía no asimila el peso que tiene su música y su presencia en un campo tan competitivo.

Billie Eilish.
Billie Eilish.
Foto: Jamie McCarthy for MTV / ViacomCBS / Getty Images

La cantante Billie Eilish se convirtió hace tan sólo dos años en el gran fenómeno de la escena pop, y el lanzamiento hace unas semanas de su segundo trabajo discográfico Happier Than Ever -que ya ha sobrepasado el millón de copias vendidas en todo el mundo- no ha hecho otra cosa que consolidar su privilegiada posición en la industria de la música, de la que ya es una figura más que respetada.

Sin embargo, la cantante de 19 años todavía se sorprende al comprobar las pasiones que levanta en el seno de su base de fans, una de las más diversas y amplias en la actualidad. La joven parece no haber asimilado todavía el peso que tiene su música y su presencia escénica en un sector profesional y cultural tan competitivo y concurrido como el discográfico, ya que aún recuerda como si fuera ayer esos tiempos en los que era una adolescente desconocida y con sus propios ídolos a los que admiraba.

“La verdad, me resulta muy extraño tener fans, y creo que eso se debe a que hace nada yo era uno de ellos y, de repente, la gente empezó a mirarme como si yo estuviera en un pedestal. Me sigue pareciendo muy raro porque sigo sintiendo que soy una ‘don nadie'”, explicó la artista californiana a su paso por el programa de Drew Barrymore. En muchas ocasiones, a Billie le abruman las apasionadas muestras de cariño de sus incondicionales, entre otras razones porque siente que no es diferente a sus seguidores y que no hay motivos objetivos que inviten a adorarla hasta esos niveles.

“Sólo hago música y estos chicos y chicas que me escuchan… es que soy como ellos y me siento identificada con ellos y siempre tendrán mi apoyo. Pero que sean mis fans no hace que sean inferiores a mí o a cualquier otra persona, ¿sabes?”, aseguró Billie sobre la percepción que ciertas personas tienen de las comunidades de admiradores, a quienes consideran una especie de súbditos.

También te puede interesar:

En bustier y pantalones de látex, Billie Eilish presentó su nuevo álbum

Lizzo está lista para protagonizar con Chris Evans la nueva versión de la cinta “The bodyguard”

Meghan Markle contrata a un equipo de estilistas propio de una estrella para su portada de TIME